Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 24 de junio del 2018
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Metamorfosis de las Orugas

veces visto 3282 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Metamorfosis de las Orugas

Recordemos que las larvas u orugas son seres que tiene muy poca vida y desaparecen al poco tiempo. Se reproducen en cantidad considerable y su instinto infalible las guía para elegir los lugares más convenientes donde depositar sus huevos.

Pasará un año desde la puesta hasta que aparezca el insecto en forma de mariposa. Sin embargo, en ciertas especies de mariposas diurnas puede haber dos generaciones de primavera a primavera.

Estos insectos sufren la metamorfosis completa (transformaciones que sufren los insectos, los batracios y algunos peces, desde que salen del huevo hasta el estado adulto) y pasan por cuatro fases: huevo, larva, crisálida e individuo adulto.

La palabra crisálida indica la forma que toma la larva (oruga) antes de transformarse en mariposa, .y a veces también se llama así el capullo que encierra la larva. En ciertas especies, la mariposa sale del capullo después de una o dos semanas de letargo.

También existen lepidópteros que se transforman en crisálidas estando a la intemperie, suspendidos de la rama de un árbol por medio de un hilo de seda.

La permanencia de muchas mariposas en la funda que ha tejido la oruga para transformarse, puede durar hasta dos meses. Las hembras ponen sus huevos, nunca mayores que una cabeza de alfiler, en un lugar elegido con tal acierto que la cría, cuando nace, tiene a su alcance los alimentos convenientes. Poco tiempo después de la puesta, la mariposa hembra muere.

Todos hemos visto orugas, pero no todos sabemos que esas larvas que crecen tan rápido cambian cuatro o cinco veces de piel. Su boca es extraordinaria: está provista de dos mandíbulas tan cortantes, que no se le resisten flores, hojas ni frutos, y a veces tampoco la madera.

Las orugas terminan de alimentarse cuando completan su crecimiento, y buscan entonces un lugar para transformarse; allí tejer los capullos, que sujetan cuidadosamente a alguna rama. Por la boca, la oruga segrega un hilo resistente con el que fabrica su morada impermeable.

El capullo será su refugio y el laboratorio donde, sin instrumentos quirúrgicos, la biologia y la naturaleza cumplirán la más maravillosa de las metamorfosis.

Para transformarse en crisálidas, ciertas orugas buscan refugio en alguna fisura de la madera o bajo una hoja cuyos bordes unieron previamente. Los lepidópteros están provistos de dos alas y su cabeza está coronada por un par de antenas de largo muy variable.

Tienen dos ojos compuestos, es decir, constituidos por miles de pequeños ojos tubulares. Su boca es una trompa en espiral, extremadamente flexible, que utilizan para bombear de lo más profundo de las flores la materia azucarada (néctar) con que se alimentan.

Las alas, que son la parte más hermosa de su cuerpo, están cubiertas por ambos lados de microscópicas escamas de fantásticos colores y fáciles de separar. Ese polvillo que queda pegado en nuestros dedos cuando tomamos una mariposa, está formado por escamas que, observadas al microscopio, presentan formas inesperadas (dientes de serrucho, conos o pirámides).

Sobre las alas del insecto se disponen de tal manera que producen la impresión de un verdadero revestimiento de mosaicos esmaltados.

Los colores de las escamas se deben a distintas capas de células exteriores, más o menos ricas en materias colorantes. Pero las irisaciones se deben a la descomposición de la luz cuando atraviesa películas muy delgadas, tal como ocurre en las pompas de jabón.

La coloración de las mariposas varía según la región de origen, el clima y la alimentación. Las de tonos más deslumbrantes proceden de las zonas tropicales.

La oruga es, con sus poderosas mandíbulas, un animal destructor. En cambio, la mariposa, que posee sólo una trompa, son insectos exclusivamente chupadores y por lo tanto inofensivos.

Al volar de flor en flor para alimentarse, las mariposas —así como las abejas, las hormigas y otros insectos— desempeñan un importante papel en la reproducción de las plantas, pues fecundan a la flor que visitan con el polen que se adhirió a su cuerpo al introducirse antes en otras flores.

Para descansar, las mariposas diurnas levantan verticalmente sus alas hasta unirlas; cuando éstas son de un solo color: azules, blancas o amarillas, nos hacen pensar en pequeños veleros sobre un océano verde.

Por el contrario, las mariposas nocturnas se abrigan bajo sus alas como si éstas fueran un manto. Existen múltiples variedades de lepidópteros ,y sus costumbres difieren enormemente.

Clasificación: 2.5 (27 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.