Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 22 de mayo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¡Ha muerto el Maestro!

veces visto 2840 Veces vista   comentario 0 Comentarios

¡Ha muerto!... ¡Ha muerto!... ¡El Maestro ha muerto!, gritaba eufórico y desesperadamente el Dr. Enrique Alvarado, mientras subía y bajaba por los diferentes ambientes de la Clínica “Virgen del Pilar”, el personal intrigado se asomaba intrigado desde diferentes lugares de la misma… ¿Qué pasa doctor?... ¡Doctor ¿Qué sucede?!-le preguntaban-, el doctor Alvarado extasiado sollozaba y musitaba ¡Ha muerto!... ¡Ha muerto el Maestro!...oye ¿Qué te pasa Enrique?, ¿Qué dices?, el pupilo levantó su cabeza y miró al Maestro, lo contemplo, lo tocó y gritando ¡NO, NO, No puede ser el Maestro ha muerto…ha muerto!, …se desmayó … fue reanimado por el Maestro quien le dijo ¡Si Enrique tienes razón hace tiempo he muerto…estoy esperando que me entierren!, pero ¿Porqué?...¿Porqué Dios Mío?-gritaba el pupilo-, Nosotros hemos sido buenos, no hemos hecho nada malo y sollozaba y sollozaba, se puso de pie y se acercó al Escritorio cogió con su mano temblorosa el Acta de defunción y decía ¡Shock Hipovolémico…¿Hipovolé mico?, por Rotura de Várices Esofágicas…¿Várices?, debidas a Cirrosis Hepática Avanzada…¡¿Cirrosis?!, ¡SI!, complicada con Hepato Carcinoma…¿Carcinoma?, Enrique No lo podía creer…¿Qué ha pasado doctor?-le preguntaban atónitos los colegas y trabajadores de la Clínica…”Ha muerto en la Aurora, muy cerca del alba, cuando las doradas lágrimas del rocío descansaban sobre las blancas sábanas de la mañana, ha muerto entre sangrados y fluidos, así como vivió entre fluidos y sangrados , ha muerto en medio del griterío de quienes lo amaron, así como vivió en medio del griterío de las parturientas y los recién nacidos, el Maestro ha muerto pero no ha muerto…¡La muerte no existe!...¡Quedan siempre entre nosotros los dignos de ser recordados!...¡Esos Nunca Mueren!” y dirigiéndose a los Colegas y trabajadores de la Clínica les dijo-casi con la misma retórica de Epicuro de Salmos- “El Infortunio no es para quien ha muerto, sino para quienes le sobreviven”…El Maestro estaba muerto hace tiempo, pero a pesar de los discursos del pupilo, el maestro seguía buscando quien lo entierre…mientras tanto, por ahí oculto, seguía viviendo entre Fluidos y Sangrados, entre gritos y más gritos.

Clasificación: 2.8 (24 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Miguel Palacios Celi

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.