Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 18 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Alejandro Otero, Vida y obra de un artista

veces visto 22234 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Alejandro Otero, Vida y obra de un artista

Alejandro Otero, pintor y escultor venezolano inventor de los corritmos, que inicia el movimiento del arte cinético en su país. Nacido en 1921, en El Manteco, estado Bolívar, llega a Caracas en 1938 donde prosigue sus estudios en la Escuela de Artes Plásticas. Desde 1945, en que viaja a París, su vida se desarrolla por temporadas entre la capital francesa y Caracas. Concluido su periodo de formación, los viajes a Europa le hacen encontrarse con el arte de todos los tiempos.

Es en estos años cuando pinta la serie Cafeteras, objetos cotidianos, sintetizados en líneas y planos. Una nueva etapa se inicia en 1955, alcanza el reconocimiento internacional y realiza su primer colorritmo, profundización en los problemas de la luz y el espacio a través de tablones alargados atravesados de un lado a otro por bandas paralelas. A partir de ese año, alterna la pintura con proyectos arquitectónicos, Ciudad Universitaria de Caracas, murales de mosaico y aluminio, y vitrales.

En 1958 le es concedido el Premio Nacional de Pintura por uno de sus colorritmos, con lo que consigue el reconocimiento oficial a sus innovaciones estéticas. En 1961 inicia otra etapa con sus ciclos de relieves blancos y monocromos, Pincel y cuadrado blanco, que es seguida por la llamada serie de papeles coloreados, intensos collages de espíritu Pop con objetos tecnológicos pegados, Bonjour M. Braque. Sus experimentos se suceden y en 1967 reaparece su interés por la construcción de máquinas artísticas y lúdicas Vertical vibrante oro y plata, Noria hidrocromática o Torre acuática.

A partir de este momento, su obra es una constante búsqueda de nuevas formas de expresión, sobre todo en el campo de la escultura. Delta solar y Estructura solar, 1977; Aguja solar, 1982. Otero eliminó de su pintura el color, el sujeto y la forma llegando a soluciones similares a las de Wassily Kandinsky, hasta la invención de los colorritmos, que producen la sensación de infinito.

Clasificación: 2.3 (39 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Como ganar un ingreso adicional en la bolsa de New York, y disfrutar los placeres que te da la vida. "Tu oportunidad es ahora"

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.