Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 05 de diciembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Axiologia del Mexicano

veces visto 13208 Veces vista   comentario 0 Comentarios

 

Futuro de México.

Introducción.

n La historia de México es a travez de actos sangrientos, luchas, políticas, armadas, estructurales, pero mas las populares.

No es suficiente que se revise la historia, si no dar una visión y valorización critica, para asi forjar nuestra cultura e identidad de lo que realmente somos.

No puedo y no debo valorar un acontecimiento por fechas sino por esencialidades, no puedo valorar los acontecimientos por números de caídos o de no caídos en la lucha, sino valorar con una verdadera hermenéutica filosófica que nos diga: ¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? Y si vamos, que la hermenéutica de la historia nos diga: ¿Para qué vamos?

El país de México ha forjado su historia a travez de los héroes que nos dieron patria, de los hombres que nos dieron libertad, de los hombres que nos dieron democracia y dadas las circustancias, esos hombres no son personas comunes. Los héroes sobresalientes fueron hombres sensibles que tenían una gran visión histórica y luchar por ideales.

Es imprenscindible en esta época revisar la trayectoria nacional de nuestro país, si revisamos la casualidad siempre abra algo nuevo por llegar y eso nuevo no se ha escrito por que la historia aun no se escribe dado que el hombre aun no es algo terminado si no alguien que continuamente se va forjando.

Antecedentes históricos:

En el virrenaito de la nueva España las reuniones mas importantes tuvieron lugar en Queretaro, en ellas participaron, Miguel Dominguez, Ignacio Allende y posteriormente Miguel Hidalgo y Costilla, con la ideología e intereses semejantes manifestados en el cabildo de las reuniones, se desprendió la idea de levantarse en armas en ese año. Tras una serie de denuncias, la conspiración fue descubierta y fue necesario actuar con rapidez.

Fue en esos momentos cuando muchos peones, indios, campesinos, se unieron al movimiento convocado por el cura dolores, diversos grupos apoyaron y respaldaron su plan de lucha, el objetivo era terminar con los largos años del régimen.

Devolver a los cmapesinos lo que les corresponde hace conciencia con consignas muy fuertes para ese tiempo “ La tierra es para quien la trabaja con sus propias manos” “ Tierra y Libertad”, esto hizo la diferencia entre los otros ejércitos revolucionarios, este mantuvo su independencia y se ocupo, principalmente de llevar adelante la reforma agraria y aplicar leyes con gran contenido social.  En estos territorios se aplico en plan de Ayala.

A finales del año 1916, los revolucionarios se reunieron en Queretaro para reformar la Constitucion de 1857 finalmente, decidieron redactar una nueva, pues el país en ese momento eran diferente.  

 

Las contradicciones históricas:

 

Mé ;xico es el país que vive de los recuerdos, unos recuerdos que no sabe como expresar, que no sabe como recordar. Todo pueblo tiene una historia y la historia lo va forjando, todo pueblo tiene memoria histórica, memoria de lo qué es, memoria de lo que ha sido y también tiene sus anhelos.

 

Si en México hablamos de anhelos históricos, nos vamos a dar cuenta que esos anhelos se han ido frustrando poco a poco.

Para empezar México sigue ensimismado con el recuerdo de la independencia y con el recuerdo de la revolución.

En México se festeja todos los años a los héroes de la independencia, México festeja sin saber que festejar y perdiendo la esencialidad de lo que festeja.

Y después de la Revolución ¿Qué?

La lucha revolucionaria tuvo como objetivo justo y sobretodo un cambio democrático, pero habría que analizar si realmente se llevo asi, ya que en ocaciones pareciera que nuestra democracia es una definición partidista, pareciera que se ha convertido en un totalitarismo.

 

El Lic. Miguel Alemán Velasco, vino a darle a México el desarrollo. México se transformaba, de un país rural en uno urbano, el Partido modificó su organización para apoyar las acciones de un Estado de raíz popular comprometido con la modernización y el desarrollo económico.

Despues de 71 años de una “ democracia dirigida”, es natural que iniciemos el nuevo siglo estrenando la decisión de transitar con democracia y problemas 

Después del 2 de julio del 2000 se ha manejado que México ha entrado de lleno a la democracia, sin embargo, todavía quedan cuestiones importantes en el tintero -que si bien no he leído o he dejado a un lado-, es que: ¿Realmente existe la democracia en México, con el simple hecho de que otro partido político detente la Presidencia de la República? Ello se pudiera traducir que sí, pero haciendo un análisis retrospectivo de nuestra realidad, nos damos cuenta de que la misma clase política y económica sigue manteniendo en sus manos los lazos del poder.

Las elecciones de 2000 se convirtieron en un fin en sí mismo, como si una sola realización representara un cambio substancial en la vida del país. Recursos no faltaron: el Instituto Federal Electoral (IFE) destinó casi 4 millones de pesos para financiar a los partidos políticos.

 

En nuestros días la política es, -lo sabemos-, un negocio. Un gran  negocio. Una forma de vida que garantiza riqueza, influencia e impunidad. Sobretodo esto último. En otras latitudes se sueña con ser millonario -e incluso se alienta la avaricia-, pero sólo en las naciones  que carecen de controles legales claros, como el nuestro, los adolescentes quieren entrar en la política para enriquecerse de manera fácil, encubierta al margen de la ley. Pareciera que hay una constatación  de que la política es sólo una vía para llegar al dinero, un camino directo y contundente hacia el bienestar familiar.

Los partidos se han cerrado en una lógica de " partidocracia", alejados de los intereses de los ciudadanos y de la nación. Desgraciadamente el voto libre ha estado asediado por viejos  y nuevos mecanismos de compra y coacción del voto. La corrupción, cáncer de la democracia no ha podido ser erradicado.

La Pobreza.

ada vez hay mas gente con hambre, no solo con hambre de pan, si no con hambre de justicia y de una verdadera Revolución, en donde en verdad haya un cambio en todos los sentidos, ya que hay miles de personas que no tienen trabajo o que no tienen un salario justo, el hambre se ve reflejada en un país mal alimentado.

De las oportunidades que encuentra la gente es ir hacia USA, ya que en nuestro país los empleos, dan tristeza, miedo, vergüenza, angustia y desesperanza. Estos empleos no son mas que lamentables y burdos oficios dentro del narcotráfico, lavado de dinero, crimen organizado, la prostitución, etc. Los empleos son cada vez mas escasos, inestables, el Mexicano siempre esta a la defensiva como no tiene un trabajo seguro, hoy puede tener empleo y mañana no  

 

La única oportunidad que encuentra la gente es huir, sí, huir hacia los USA, ya que en su país no encuentran más que empleos que dan tristeza, miedo, vergüenza y desesperanza. Estos empleos no son más que lamentables y burdos oficios dentro del narcotráfico, el lavado de dinero, el crimen organizado, la prostitución, entre muchos otros, que de mencionarlos, se volverían una lista interminable. Los empleos son cada vez más escasos, gozan de inestabilidad puesto que éstos, son contratos eventuales; el mexicano no deja de estar a la defensiva, ésto es, porque -como lo he dicho antes- no tiene un trabajo seguro, no al menos en su país. Hoy puede tener un empleo y por lo tanto, un plato de comida o un pedazo de pan que llevarse a la boca, pero nadie, absolutamente nadie puede asegurarle que el día de mañana correrá con la misma suerte. Del mismo modo, el mexicano tiembla de espanto con la sola idea de que el tiempo no perdona. Al llegar a cierta edad, ésta, comienza a pesar, y pesa, no sólo por unas cuántas arrugas o cabello cano, sino más bien, por el temor de perder un empleo -si es que se tiene- y si no, por el temor a no conseguirlo. Bien sabemos que después de los 35 años es difícil conservar un oficio, puesto que en todos los oficios o al menos en la mayoría, se requiere de fuerza física, y/o de ideas renovadoras, ideas que según las exigencias del mundo en el que vivimos, no pueden aportar los sabios que van naciendo.

Ahora pues, sale a flote una interrogante que agoniza en el mar del olvido, pero que hoy, grita fuertemente con la esperanza de ser escuchada: ¿Hacia dónde va México? Las personas tienen hambre como hace cien años de una verdadera revolución, pero no de una revolución donde se combata con armas sino con verdaderas ideas, en donde nuestros intelectuales no se vayan del país por falta de apoyo, donde surjan las ideas y no donde surjan las ocurrencias, hace falta una verdadera Revolución pero ya no con rifles, escopetas, granadas y comandos, sino con una verdadera Revolución donde caiga el sistema opresor, donde caiga la corrupción, donde se levante la dignidad de miles de personas, donde se luche por los derechos de los mexicanos; una Revolución desde abajo y para los de abajo, hace falta que cada quien tome su papel de ciudadano, donde se luche con las armas más poderosas que a los seres humanos se nos han dado: la inteligencia y el espíritu”.

 

La pobreza en México no va a consistir tan sólo en cubrir una serie de necesidades básicas y en el acceso a un ingreso que permita a los mexicanos el poder consumir con su salario -claro mínimo-; tiene que ver también con el fortalecimiento de un tejido social en los diversos ámbitos que permitan colaborar al mismo individuo como ente pensante en solución de los problemas, no sólo ser un problema como se ve claramente,  sino en donde por supuesto se abra un espacio de creatividad para la libertad. 

 

Entre los pobres hay grandes  diferencias muy marcadas en normas y valores, y no porque no tengan valores sino porque sus valores han sido enmudecidos y desconocidos al igual que su voz, sus derechos, su libertad y su propia vida; los problemas de los pobres parecen no importar al gobierno y por ello, éste, no se da cuenta de que el mayor problema de los pobres puede ser también el más sencillo; el problema de los pobres es, únicamente el no saber comunicarse, ya que al no saber hacerlo de la forma ‘adecuada’ se provoca un problema de intercambio comunicativo.

 

Podemos concluir este punto diciendo que, todas las formas y/o maneras en que se vive la marginación hacia los pobres, no le permite verse como un sujeto libre, pensante e integrante de una sociedad ya que se le excluye, se le imposibilita -aún en su derecho, por ley- de acceder a instituciones sociales, educativas, culturales, recreativas, de salud, etc. Por ello, el pobre va tomando caminos subjetivos porque se le ve como un ser social de segundo y de tercer nivel ya que se tiene la vaga idea de que no puede dar nada al país, cuando la realidad es que desde ellos, desde los marginados es desde donde han iniciado los grandes hitos sociales y es importante retomarlos como parte fundamental para llevar acabo un verdadero cambio en nuestra sociedad y en nuestra cultura porque no podemos olvidar que son ellos quienes han protagonizado estos eventos próximos a celebrar. No olvidemos que son ellos, los marginados, los pobres, los de abajo quienes mantienen aún en viva sangre el verdadero sentido la revolución; estas personas guardan en su mirada una esperanza, una realidad que muchos de nosotros hemos olvidado. México está frente a un precipicio, frente a su autodestrucción, y esque, aunque los pobres tienen mayor certeza de lo que realmente significan estos eventos, de nada sirve, puesto que “los grandes” le han dado un sentido sin sentido.

Hace falta conciencia. Detengámonos a pensar un poco ¿Hacia dónde va México? ¿Estamos en el camino correcto o es hora cambiar la ruta que hasta ahora hemos seguido?

Nuestro gobierno  busca -según dice- la igualdad, poniendo en práctica los valores que ya conocemos,  pero entonces, regresamos a lo mismo ¿Dónde quedan los pobres? Si realmente se buscara la igualdad, dejaríamos de lado el margen de las clases sociales que han sido creadas por un nivel económico, dejaríamos de buscar ese “entre más tengo, más quiero” y dar a los que quieren, pero no tienen. Hoy en día, se habla de implementar la seguridad en nuestro país, de castigar toda falta con una cadena perpetua, y para ello, se necesita dinero, dinero que como siempre, sale de los bolsillos del pueblo.

México ha crecido, sí, ha crecido en corrupción, en impuestos, en crisis económica; y así también, siguen vivas la discriminación y la pobreza. Si realmente se buscara la igualdad los que dicen tener el poder, no deberían buscar más poder, si no ayudar al que no tiene nada. Si realmente nuestros gobernantes buscaran la igualdad dejarían de ver por su propio bienestar y voltearían la mirada para buscar, ver y lograr el bienestar de aquellos que con un voto, les entregaron su confianza y esperanza. Si realmente se buscara la igualdad la voz de los pobres dejaría de ser una voz silente y las puertas al respeto y las oportunidades no les serían negadas. Si realmente se buscara la igualdad se dejaría de vivir a expensas del pobre y se comenzaría a vivir para que el pobre sea menos pobre.

 

La falta de educación.

En nuestro país, el hambre, los problemas de salud y el analfabetismo forman parte de grandes carencias sociales. En el mundo, al comienzo del tercer milenio, más de 800 millones de personas pasan hambre y 500 millones se alimentan de modo insuficiente. Las enfermedades degenerativas, provocadas por la malnutrición, siguen haciendo estragos. En los países más pobres de la tierra, el analfabetismo alcanza un 60% de la población. Ello supone que la mayoría de los seres humanos se ve privada de instrucción.

Las personas que gozan de una buena estabilidad económica no se preocupan por cuestiones como ésta, pues ellos aplican muy bien este dicho: “con dinero baila el perro” y; los que no nos encontramos tan arriba pero afortunadamente, tampoco tan abajo, de alguna u otra manera participamos de una educación modesta o necesaria; pero, los de abajo continúan a la espera de que esa igualdad de la que tanto hemos hablado sea real y que su derecho a recibir una educación no se quede en meros sueños.

Todos, sin exclusión alguna, deberíamos de ser iguales ante la ley. Lamentablemente no es así, aún en nuestros días sigue habiendo falta de educación, falta de oportunidades, falta de respeto, falta de un México donde todos caminen al mismo paso y en donde nadie sea superior e inferior a nadie.

Y entonces ¿Estamos avanzando de manera correcta? Creo que no. Sabemos que como participantes de una misma sociedad, todos tenemos derecho a recibir una instrucción educativa -por cierto, laica y gratuita-, pero aún hoy, en este país que se dice un país en vías de desarrollo, vemos que carecemos de calidad educativa. La vida del los mexicanos es cada vez más difícil; queremos que nuestro país avance, sí, todos queremos que las generaciones posteriores vivan en mundo mejor al nuestro, en un México mejor al nuestro, pero eso, no podrá ser si seguimos siendo una nación carentemente educativa. Para ello, es necesario que la educación se extienda a más lugares, que veamos realmente cuánta falta hace la  educación en nuestro estado, ¿Cómo avanzar si la educación es carente y los empleos pocos? Anteriormente había mencionado que cada vez es más difícil conseguir y conservar un empleo y es precisamente por eso que insisto en que, si nuestro mundo es cada vez más exigente, de igual manera la educación es cada vez más urgente y necesaria.

 

CONCLUSIONES:

n

 

 

Qué nos queda a nosotros?

Hay muchos problemas pero asi mismo soluciones que se han planteado y si bien esta en manos humanas mejorar el panorama presente, la espera debe terminar.

México puede cambiar, no se tiene que ser el país del recuerdo, se debe crear la cultura de apoyar a las gentes sobresalientes, apoyar los ideales, evitar la corrupción, si bien México podría ser una potencia mundial ya que hasta se dice se hizo una Mexicanada por que se tiene la visión de resolver, lograr, buscar, solo esta en que tengamos bien en claro a donde queremos llegar y porque.

Clasificación: 2.2 (18 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.