Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 25 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Cómo te fue hoy Amor?

veces visto 4724 Veces vista   comentario 0 Comentarios

¿Cómo te fue hoy Amor?

¿Cómo te fue hoy Amor?

Probablemente me mires como cada día y puedas ignorar lo que siento, porque el cansancio es lo aparente, sólo rastros de mi maquillaje matutino, así me viste partir al trabajo y ahora de vuelta camino a casa, pero ¿qué nos hace diferentes de un día para el otro? ¿De la mañana a la tarde?, sigo siendo la misma, ante tus ojos , ante los ojos de los colegas que entran y salen por esa puerta, pero por tu puerta entran mis sueños y mis angustias, mis enojos y alegrías, podemos pensar en la palabra “nosotros”, e incluirnos a un concepto “familia”, y dedicarnos a vivir en esa palabra que tiene forma de hogar, por esta tarde, que comenzará en un par de horas,  un ir y venir en el que somos masa, una maza de personas que sueña y vive y a veces esos sueños son perpendiculares a otros, transversales a otros, adyacentes y paralelos, todos como una canción nueva que nos llama la atención, pero que se convierte en un clásico que queremos siempre escuchar atentos, nos da placer,  nos dedicamos a ello, y los convertimos en colectivos que llevan a toda la nación a dormir juntos, a despertar creyendo. Pero volviendo a tu pregunta, no lo sé, supongo que es el tiempo el que me hace ser diferente cada día, y si los días los paso en una caja cerrada, sin luz, en una celda sin contacto, es difícil no recordar la dictadura con aquella imagen puesta en tu mente… pero volveré a ese momento en que nos saludamos, tú me besas y me dices -¿Hola amor, cómo estuvo tu día? Cual deja vú, pero mi día amor es siempre una sorpresa una caja oscura, pero llena de sueños, un niño que mira por el orificio que dejan ver entre sus manos a la mariposa que le hace cosquillas mientras nerviosa intenta escapar…. Y escapará sin duda, ¿Cuánto tiempo puede tener cautiva a la mariposa el niño entre sus manos?

¿Cómo fue tu día Amor?, ¿Mi día?, siempre me pregunto por los sueños de mis compañeros de trabajos…o de la gente que recién conozco o el de la vecina, sin embargo no me gusta preguntar cosas tan íntimas, soy un poco tímida, pero tengo curiosidad por los sueños de la humanidad, por los que luchan…admiro la re silencia de algunos. Me cuesta explicarte mi día amor, porque en ese momento solo recuerdo que estoy cansada, que hay que comprar una colación para nuestro bebé, que ya tiene dos años…y nos miramos, tú me explicas cómo fue tu día y las soluciones y decisiones estratégicas y poco estratégicas que tuviste que tomar y por mi parte te explico nimiedades, sin embargo, se me ocurrieron tantas cosas entre medio de esos matices grises, que cómo destellos de luz nacieron y se convirtieron en  sueños…y por ende esperanzas, muchas veces no las entiendes, porque no son frases prácticas o que contengan información pragmática cómo el 2 a 0 del partido Chile versus Holanda en el Mundial de Brasil del 2014…que terrible te digo yo, pero aún no pierdo la fe en que podemos seguir ganando. Ahí tienes un gran ejemplo de empatía colectiva, qué hermoso, pienso…no a toda la gente le gusta el futbol… es un deporte muy especial en Latinoamérica, de dónde nosotros…mi familia,  venimos, es algo por lo que podemos anhelar y soñar…varias veces en una sola vida. Un ejemplo simple de empatía, cuando las cámaras enfocan desde un ángulo aéreo el partido, y se ve la publicidad y los estadios llenos, el marcador y se escuchan los comentaristas el futbol toma otra categoría y genera una ilusión óptica y una perspectiva diferente a su verdadera simpleza (no menor), es magnificada, sin embargo está ahí siempre, al prender el televisor, en los comerciales, en la publicidad de las calles, cómo modelos o héroes los jugadores ante nosotros, pero yo sé que ese no es el verdadero futbol solo basta mirar un partido desde la cancha…solo basta ver la pelota a unos metros y los jugadores corriendo, se cansan y se enojan, corren de lado a lado, como los mayas lo hicieron hace siglos en sus propios juegos similares, cómo Luchín de Victor Jara, jugando con su pelota de trapo, jugando…jugando, es un juego doloroso y lleno de emoción, la lucha es constante y la estrategia es in situ, el tiempo es oro, medido por cada arena del reloj, y entonces viene el GOL! GOOOOOOOOOOOL!, y yo grito, grito y me gustaría ser uno de ellos, y tener esa emoción.  No sé amor si envidio a los jugadores y sus cosas materiales, la verdad es que no pienso en eso, tu tampoco verdad, que ingenuidad! es cierto!, somos ingenuos, le rezamos a los cielos, es esa ingenuidad la que me hará libre, me lo dicta la conciencia mientras escribo, y caminamos por Avenida Cummings, por estas calles debió haber caminado mi abuela cuando recién llegó del Norte en busca de trabajo…siempre fuimos rotos, somos todos rotos jugando a la pelota, un comentarista se jacta una y otra vez de su majadería al informarle a la ciudadanía a través de un partido de Chile, que  nuestra selección es la más baja en estatura , si es cierto, pero los Kawésqar,  los Chonos, Picunches, Mapuches,  Huillinches, Aimaras, Alacalufes, Onas lo eran y lo son también bajos pero no pequeños, he ahí la respuesta antropológica del asunto ¿no?. Mi abuela llegó a Santiago Centro a vivir con mi Tata, cuando mi tía era pequeña, mi papi todavía no nacía, por esas calles camino contigo, y tú me preguntas ¿Cómo estuvo tu día?, todos los días después del trabajo, hay días como estos que son especiales, la gente te toca la bocina y anda contenta, hasta los niños tienen la cara pintada con blanco rojo y azul, y yo me pongo la camiseta que me regalaron para el mundial pasado. Y te respondo, Sánchez y Vidal son de mi generación, es más con Vidal compartimos el mismo signo solar y chino, hay gente que dice que no cree en esas cosas, lo sé es una frase que me repiten desde que tengo unos 8 años que fue cuando me hice aficionada a la Astrología, pero Sánchez es Dragón de Tierra y Sagitario, él lanza la flecha de sus sueños y ésta podría llegar a las estrellas con la fuerza del dragón, y como todo dragón, él es generoso, entrega a los niños de Tocopilla lo que él careció y más, porque ama con intensidad, persigue las metas a pie y corriendo, sin parar los 90 minutos, generoso entrega la pelota al compañero y es capaz de él de romper la malla del arco con uno de sus pies que con la fuerza y precisión de la flecha anota el marcador y suma alegrías y admiradores dónde valla jugando al juego que de cabro chico en Tocopilla comenzó en dónde filmó  también JODOROSWKI la hermosa película la Danza de la Realidad…una pista de baile tu cancha Alexis, para los niños una melodía en la danza de sus sueños.  Si también Medel es de tu generación, si grandes jugadores todos ellos, es cierto todos nacimos en Dictadura y vivimos el Mundial de Francia 98, yo tengo los mejores recuerdos de ese Mundial, mi papá jugaba conmigo a la pelota, era la única forma de compartir con él y mi hermano ya que nos veíamos una vez a la semana,  y recuerdo las mejores vacaciones de invierno viendo el Mundial con mis bisabuelos, con mis abuelos y mis Padres. Ese gol maravilloso del Coto Sierra, no sabía qué mirar a mis once años si el arco o esos ojos claros enfocando al arco, recuerdo al Taciturno a veces Marcelo Salas celebrando con el carismático Iván Zamorano…pero eso lo recuerdan a cada rato los programas hoy, si lo sé, sin embargo creo que tenemos eso en común con los jugadores de la selección, que vivimos esa época y que probablemente eso nos hizo soñar, nos hizo tener esperanzas.  Yo te miro a los ojos, y sé que te amo, no sé si he cambiado mucho estos días amor, hoy fue un buen día pude escribir, y trabajar a la vez…tuve un respiro y mira esto escribí y te entrego este papel…ya impreso y corregido. Tu lo guardas, otra posibilidad es enviártelo al email…si eso mejor, y tú me dirás vi lo que escribiste, y yo te diré ¿Lo viste? ¿Y cómo te fue?, antes que me respondas, te interrumpiré como siempre, y te diré que hay partido el sábado al mediodía, ¿Dónde lo vamos a ver? 

Clasificación: 2.5 (16 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Carolina Libertad

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.