Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 08 de diciembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Slow Room como paraíso de dos ruedas

veces visto 1626 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Slow Room como paraíso de dos ruedas

En una ciudad como Madrid, con semejantes dimensiones, ir de un lugar a otro puede conllevar coger el coche que, a la vez de dificultar los horarios por el afluente tráfico y del gasto que conlleva, contamina el medio ambiente.

Es por eso que las dos ruedas están convirtiéndose en una de las mayores, y posiblemente mejores decisiones para trayectos pequeños que se encuentren demasiado cerca para ir en coche y demasiado lejos para ir andando.

Un mundo propio para la bicicleta

En este marco encontramos un pequeño local en el número 2 de la Plaza Salesas. Su nombre, Slow Room, esconde un auténtico mundo por y para las bicicletas.

En sus instalaciones, que oscilan entre tienda y taller, todos los ciclistas encontraran aquel objeto que busquen para su bicicleta, por muy extraño que sea lo que busquen, y podrán descubrir todo un santuario acerca de las dos ruedas, con información y elementos que son una delicia para aquel al que le apasione este mundo.

Desde bicicletas de todos los modelos, tradicionales y antiguas, hasta ropa específica, Slow Room apuesta por encontrar en la bicicleta un nuevo medio de transporte concienciado con el medio ambiente y con la salud pública; un mundo más relajado y una confianza plena en las principales marcas con las que trabajan lo hacen todo un punto de referencia para los amantes de las dos ruedas.

Además, elaboran una guía del buen ciclista y de la seguridad a la hora de ponerse el casco, informan sobre lo que todo buen ciclista debe conocer y ayudan en cualquier duda que se tenga.

Es por ello que, si se quiere entrar en el mundo de la bicicleta, o ya se es un apasionado del mismo, en Slow Room se encuentra una obligada visita, que, a buen seguro, originará un deseo mayor por ponerse el caso y avanzar al ritmo de dos pedales para llegar a cualquier sitio que nos propongamos.  

 

Clasificación: 2.1 (19 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Más información en: www.mahoudrid.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.