Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 25 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Breve guía sobre cómo actuar ante una detención policial.

veces visto 1225 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La detención de un particular por los Cuerpos de Seguridad del Estado es una situación en la que cualquiera podría verse involucrado. Bien por una denuncia acompañada de ciertos indicios, o bien por ser descubierto infraganti cometiendo un acto contrario al Código Penal.

Se trata pues, de una situación crítica porque entraña para la persona que la sufre la privación inmediata de su libertad. Sin embargo, la detención como tal, no tiene por fin privar a ningún ciudadano de su libertad, sino más bien, conducirle a dependencias policiales para realizar una serie de actos o diligencias encaminados a la averiguación de los hechos. Del resultado de estas primeras averiguaciones, se liberará al detenido, o se le pondrá a disposición judicial.

La detención para ciudadanos mayores de edad solo podrá durar el tiempo necesario para que se realicen las diligencias precisas, y en todo caso nunca más de 72 horas. Durante ese tiempo el detenido goza de una serie de garantías. En esta breve guía trataremos de ofrecer algunos consejos útiles sobre cómo actuar en estas situaciones.

1º. Ser educado con los agentes de Policía o Guardia Civil que llevan a cabo la detención. Ellos tienen la obligación de informar al detenido de los derechos que le asisten, y velar porque se cumplan las garantías del detenido, pero también merecen respeto y diligencia.

2º Ante un problema de salud, bien si es permanente o transitorio, es posible solicitar que sea examinado por un médico, aunque suele ser normal que se le ofrezca e informar si se sufre alguna dolencia o se precisa medicación de algún tipo.

3º Tener paciencia. El momento más duro es cuando dejan al detenido en la celda. Es una situación desagradable ya que para muchas personas es la primera vez que se ven privadas de libertad, y por otro lado, los calabozos de las Comisarias y Juzgados no suelen estar en las mejores condiciones higiénicas. Sin embargo, es importante centrarse en la temporalidad de la situación, ya que las detenciones no suelen durar más de un día, y en muchos casos solo unas pocas horas.

4º La diligencia de declaración. Es el acto más importante que se va a realizar en Comisaria y es el primer momento desde la detención que el detenido tiene contacto con su abogado. Lo recomendable es ejercer el derecho a no declarar hasta ser puesto a disposición judicial. Tras la declaración, los agentes le dejarán unos minutos para que se entreviste con su letrado, es muy recomendable contarle la verdad de lo sucedido. El abogado no es un Juez obligado a impartir Justicia, sino el defensor de sus intereses, y cuanto más conozca de lo ocurrido, mucho mejor defensa podrá hacer.

Por último el detenido será trasladado al Juzgado, donde le escuchará el Juez. Podrá entrevistarse de nuevo con su abogado, y tras la declaración, el Juez decidirá si le pone en libertad, o si por el contrario dicta prisión provisional.

 

Clasificación: 2.1 (10 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

http://www.ayaxabogados.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.