Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 31 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Mas Reglas para la Incompatibilidad de los Alimentos

veces visto 970 Veces vista   comentario 0 Comentarios

En el artículo anterior mencionamos todas las variantes que posee la regla alimentaria sobre cómo combinar los alimentos para elaborar una comida saludable y rápida de digerir.   Explicamos la primera de las 6 combinaciones alimentarias que debemos aplicar a nuestras comidas para que sea saludable y fácil de digerir, que trataba sobre como el organismo no es capaz de digerir más de un alimento concentrado al mismo tiempo.    Hoy hablaremos sobre las variantes número 2,3 y 4 de combinaciones alimentarias que son:   2. No se deben mezclar en una misma comida proteínas y almidones. 3. Las verduras son neutras 4. Se pueden mezclar dos almidones   Regla 2. No se deben mezclar en una misma comida proteínas y almidones.   Esta combinación alimentaria es una de las más frecuentes que no se cumple. Siento mucho ser portador de malas noticias; pero es la realidad. La inmensa mayoría no aplica esta regla alimentaria y están provocando una digestión lenta cuando se mezcla proteínas y almidones en una misma comida.    Ejemplos de comidas de este tipo es lo que sobran: pan con proteínas (sándwich de jamón y queso, de pavo, de atún, una hamburguesa, un perro caliente, pan con crema de queso, etc.), cualquier receta que combine arroz con proteínas (arroz con pollo, a la chorrera, arroz frito, arroz con carne y patatas fritas, etc.), tortillas de huevo con patatas, huevos con tostadas, filete de pescado con patatas, granos con proteínas (garbanzos con jamón y chorizo, lentejas con chorizo, judías blancas con morcilla y jamón de puerco, etc.).  Todas estas comidas muy comunes en la actualidad y que la inmensa mayoría de personas comen a diario, son un ejemplo típico de la mala combinación de alimentos incompatibles entre sí.    Estamo s combinando proteínas y almidones o hidratos de carbono. Recuerda lo que explicamos en el artículo anterior, la digestión de estos alimentos es neutralizada debido a que para digerir ambos grupos alimentarios segregamos enzimas diferentes que juntas en el estómago son incompatibles entre ellas, por lo que termina neutralizando una, haciendo una digestión incompleta, lenta, pesada, que provoca mucha pérdida de energía para poder eliminar todos los alimentos, te sientes cansado, provoca que la persona esté somnolienta, además produce toxinas al cuerpo que después una parte va a ser acumulada como grasa o en articulaciones y órganos para dar lugar, poco a poco acumulativamente, al desarrollo de enfermedades y al deterioro de nuestra salud y belleza (piel, pelo y uñas).   Una sustancia ácida con una alcalina da como resultado que se neutralizan mutuamente. Como los alimentos no se pueden descomponer naturalmente en un medio así, nuestras glándulas tienen que incrementar su trabajo y segregar más jugos digestivos para poder intentar descomponer estos alimentos.    La digestión de los hidratos de carbono se ve interferida por la presencia de los jugos gástricos ácidos en el estómago. Al igual que las proteínas no se digieren correctamente ni completamente por la presencia de jugos digestivos alcalinos.   Este proceso digestivo es totalmente ineficiente, dura horas y nos roba mucha energía para poder acabar con él, además los alimentos nunca van llegan a digerirse por completo, por lo que van a permanecer en el cuerpo (que tenemos normalmente a 37°C) por más tiempo. Primeramente estará más tiempo (horas) del que debe en el estómago, donde van a comenzar a fermentar los hidratos de carbono y cocinarse o podrirse las proteínas y cuando por fin son expulsados del estómago, comienza ahora la ardua tarea de desplazarse por nuestros sinuosos intestinos de nueve metros de largo, donde puede tardar entre 24-48 horas para poder pasarlos.    Ahora el cuerpo enfrenta un reto enorme en cómo poder acabar con alimentos putrefactos, donde gran parte de las sustancias nutritivas ya se han perdido y no serán aprovechadas por el cuerpo, sin embargo muchos creen que la comida fue bien nutritiva, que lo ingerido fue bien asimilado por nuestro cuerpo y creemos o sentimos la sensación que estamos bien alimentados. Este mal proceso digestivo, provoca residuos tóxicos que van absorbidos al torrente sanguíneo, donde gran parte de ellos quedarán atrapados en el cuerpo acumulándose por años.   El organismo no es capaz de utilizar proteínas putrefactas e hidratos de carbono fermentados, por lo que no contribuyen a formar una estructura celular saludable, que nos llene de salud, energía y belleza.   Por años nos han hecho creer que estas combinaciones alimentarias o recetas de comidas son correctas (saludables y nutritivas), bajas en grasas, etc. La realidad es que desfavorecen mucho la salud, la energía y belleza, para causar acumulación de grasa, acelerar el envejecimiento, nos roba energía para hacernos sentir cansados o lentos, provoca gases, eructos, provoca digestiones lentas e indigestiones (cuando se incrementa la cantidad), provoca insomnio (dificultad para dormir), nos desfavorece nuestra piel, pelo y uñas, provoca un debilitamiento del sistema inmunológico para favorecer la formación de un medio ácido, perfecto para desarrollar o contraer enfermedades y mucho otros problemas de salud.   Regla 3. Las verduras son neutras.   Las verduras son fantásticos alimentos alcalinos no concentrados (que poseen agua). Poseen gran cantidad de fibras y los nutrientes (vitaminas y minerales) esenciales que el cuerpo necesita para su correcto funcionamiento.   Son alimentos fáciles de digerir y se consideran neutros para el proceso digestivo. Quiere decir que podemos combinarlos a gusto con cualquiera de los restantes grupos alimentarios, o sea, proteínas o hidratos de carbonos (almidones).   El gran grupo de vegetales naturales que abarcan los alimentos para elaborar ensaladas crudas o jugos verdes, como: hierbas verdes claras y oscuras (lechugas, coles, berros, brócoli, espinaca, lechuga romana, kale, etc.), alimentos para ensaladas crudas (pepino, tomates, rábano, zanahoria, aguacates, etc.), alimentos para dar sabor o sazonar (ajo, cebollas, ajíes, hierbas con sabores naturales (menta, hierbabuena, romero, perejil, cilantro, etc.)   Todos estos alimentos vegetales usados de manera natural y crudos, son la perfecta opción para ser combinados con los restantes grupos de alimentos debido a que son neutros, por lo que se pueden elaborar recetas de comidas saludables y fáciles de digerir sin son combinadas de esta manera, como: filete de pescado o pollo con una ensalada verde o vegetales crudos (pueden ser al vapor con brócoli, zanahorias, etc.)   Regla 4. Se pueden mezclar dos almidones.   Los almidones son alimentos concentrados (que no poseen agua), sin embargo no son difíciles de digerir. Ejemplos de ellos: los cereales, el pan integral, las galletas, pastas, granos (arroz integral, trigo, quinua, mijo, maíz, avena, centeno, etc.) y verduras con almidón (papa, boniato, calabaza, yuca, ñames, etc.)   Estos alimentos pueden combinarse entre ellos y con vegetales de ensalada y nada pasa con ellos. Pero no deben ser combinados con las proteínas, recuerden el efecto neutralizante en el proceso digestivo, como explicamos ya anteriormente. Estas 3 variantes o reglas de combinación alimentaria son importantes cumplirlas si deseas elaborar comidas saludables.   

&nb sp;

Clasificación: 2.0 (10 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Más información GRATIS de este tema y otros en  http://www.comoadelgazar-rapido.com y http://comoadelgazar-rapido.com/blog

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.