Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 21 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Últimas Reglas para la Incompatibilidad de los Alimentos

veces visto 1055 Veces vista   comentario 0 Comentarios

En el artículo anterior mencionamos las variantes 2, 3 y 4 sobre las reglas alimentarias para aprender cómo combinar los alimentos en busca de elaborar una comida saludable y rápida de digerir.   La incompatibilidad alimentaria es uno de las principales problemas nutricionales que causa la mayor cantidad de problemas de salud a lo largo de nuestras vidas y sin embargo el mundo parece haberla olvida por completo.   Cada día millones de personas se alimentan con comidas que contienen alimentos que no son compatibles en la digestión. Es fácil y cotidiano encontrar recetas de comidas mal combinadas, con alimentos que son incompatibles entre sí y que su digestión es neutralizada, provocando que nuestro cuerpo tenga que esforzarse y emplear mucha energía para poder ser digeridas malamente. Es común ver muchas variedades de recetas de cocina que contienen alimentos incompatibles entre sí como: arroz, pastas, pan con proteínas de origen animal, ingerir dulces inmediatamente al final de cada comida donde se ha consumido proteína animal o personas que consumen frutas junto con alimentos pesados.    La realidad es que la sociedad ha perdido por completo el camino hacia la elaboración de comidas saludables, bien combinadas y rápidas de digerir.    Cada día crece más la producción de comidas elaboradas por empresas comercializadoras que contienen conservantes, nada saludables para la salud, es más difícil encontrar en restaurantes, cafeterías y otros establecimientos de elaboración de comidas, comisas bien combinadas y saludables, que contengan alimentos compatibles entre sí, que provoque gran aporte de nutrientes y energía, además que sean rápidos de digerir.   Una tendencia se hace cada vez más popular y toma más auge entre los chef de cocina y personas que preparan recetas de comidas: “las comidas sofisticadas”. Qué queremos decir con recetas de “comidas sofisticadas”?   Se trata de la combinación de grandes cantidades de ingredientes para elaborar una receta de comida. Yo particularmente las llamo así, "comidas sofisticadas  complejas". Porque contienen tanta cantidad de ingredientes mezclados que realmente son sofisticadas y complejas de elaborar; pero lo peor de todo esto es que se cree que estas recetas por ser tan compleja en su elaboración son exóticas, muy deliciosas, que contienen un gran conocimiento culinario por ser tan complejas y además que son saludables.   Déja me aclararte que mientras una comida sea más compleja y contenga más ingredientes mezclados, menos saludable es y más difícil de digerir, por la incompatibilidad de sus ingredientes.    El mundo actual no comprende que estas comidas para nada son saludables, ni tienen la cualidad de ser comidas rápidas de digerir y contienen alimentos incompatibles entre sí que neutralizan la digestión y retardan su eliminación, para producir muchas toxinas que después serán absorbidas por el cuerpo para acumularse y provocar un medio acido perfecto para el desarrollo de las enfermedades.   Por estas razones hoy queremos continuar abordando las reglas de la incompatibilidad alimentaria que dejamos pendiente en artículos anteriores, que te van a mostrar porqué es necesario elaborar comidas simples, que sean capaces de nutrirte bien y de ser rápidas para digerir. Las siguientes reglas  que puedes aplicar para elaborar tus comidas saludables son:   6. No mezclar dos tipos diferentes de proteína animal 7. Ingerir grasas con moderación cuando se combinan con las proteínas (animal y vegetal) y si se pueden combinar con los hidratos de carbono. 8. Las frutas deben ingerirse con el estómago vacío.   Regla 6. No mezclar dos tipos de proteínas de origen animal diferentes.   Como hemos visto a lo largo de todos los artículos, las proteínas son difíciles de descomponer y digerir. Están formadas por cadenas complejas de aminoácidos, cada una con una composición química y carácter diferente. Para poder digerir las proteínas, nuestro organismo debe descomponerlas en aminoácidos. Debido a la gran energía que toma en descomponer cada una de las proteínas, es recomendable consumir un solo tipo de proteína a la vez, así requiere menor esfuerzo. Si son mezcladas proteínas de diferentes tipos, la digestión no es completa ni eficaz y terminan pudriéndose en el tracto digestivo, provocando gases, distención abdominal, pesadez, falta de energía o cansancio.   Las proteínas vegetales son menos difíciles de digerir que las de origen animal. Las proteínas vegetales como: las semillas, los frutos secos,  y las algas marinas constituyen una excelente fuente de proteína vegetal que puede consumir en su dieta y sustituir parcial o total las proteínas de origen animal.   Las proteínas vegetales pueden ser combinadas sin problema alguno, lo que no puede combinar es pescado con pollo o carne de res con mariscos. Lo correcto es cuando consuma pollo ingerir cuantas porciones quiera, incluso elaboradas de diferentes maneras, ejemplo pollo frito y pollo en fricase o dos pescados diferentes a la misma vez.   Es necesario comprender que el cuerpo necesita de la energía para vivir, regenerar sus células y muchas más funciones vitales. Cuando le quitamos esa energía por la ingestión de alimentos mal combinados es quitar tiempo de vida y provocar el envejecimiento de nuestras células, lo que vas a envejecer más rápido y tu aspecto personal (piel, pelo y uñas) no lucirá como debe.   Regla 7. Ingerir grasas con moderación cuando se combinan con las proteínas (animal y vegetal) y si se pueden combinar con los hidratos de carbono.   Las grasas son necesarias para mantener ciertas funciones del cuerpo. A pesar que existe hoy día muchos criterios nutricionales que atacan la ingestión de grasa y lo hacen ver como algo dañino para la salud, de hecho no están radical como “lo pintan”, todo depende de saber elegir cuales comer, cómo mezclarlas con alimentos y cómo ingerirlas saludablemente.   No es menos cierto que existen grasas dañinas para la salud y que ingerirlas en exceso no es nada recomendable. Existe una diversidad de criterios sobre las grasas y sus características saludables o no. Lo que hay que saber que las grasas deben consumirse en muy bajo porciento como parte de nuestra dieta y muy pocas sirven para ser calentadas. Si se consume grasas en exceso (aunque este catalogada como una grasa saludable) indudablemente puede incrementar la acumulación de grasas en su cuerpo y perjudicar su salud, por eso su consumo, independientemente de si es catalogada como grasa buena o mala siempre debe ser moderado y debe ser consumida de forma bien combinada con sus alimentos.   Ademá s es importante que usted aprenda a diferenciar entre las grasas no saludables (grasas trans, saturadas, hidrogenadas, poliinsaturadas procesadas) y las grasas saludables (grasas mono insaturadas, poliinsaturadas no procesadas (semillas) y ácidos grasos Omega 3).   Existe una diversidad de criterios sobre los aceites vegetales y sus características. Unos dicen que son grasas saludables y otros afirman que no.    La realidad es que cualquier aceite vegetal que haya sufrido un proceso de refinado para su elaboración (aceites procesados con alta temperatura, a presión y solventes industriales), no es saludable y menos saludable se convierte con estos son calentados, ya que pierdan más aun sus propiedades y se convierten en verdaderas grasas malas.   Grasas Malas.   Muchas se caracterizan por solidas a temperatura ambiente. Debe limitarse y restringirse su consumo en algunos casos.   - Grasas animales (grasas saturadas):  • carnes, embutidos, jamón, tocino, salami, chicharon, piel de pollo, manteca animal, chorizo, hamburguesas, perro caliente, pizza, mariscos, hígados, salchichas, etc. • leches, quesos, crema o nata, quesadillas, mayonesas,  • alimentos fritos, alimentos elaborados con harina blanca refinada, etc.  • dulces: pasteles, galletas, dulces con harina blanca refinada, panes, etc.   - Aceites hidrogenados (grasas trans): margarina, grasa alimentaria, comidas rápidas “basura”, comidas procesadas, etc.   - Aceites vegetales refinados, poliinsaturadas procesadas y calentados (aceites procesados con alta temperatura, a presión y solventes    industr iales): canola, soya, girasol, semilla de algodón, girasol, maíz, maní, palma, de uvas y otros.   Grasas Buenas.   Se caracterizan por liquidas a temperatura ambiente. Debe consumirse con moderación.   - Aceites vegetales: oliva y extra virgen oliva, etc.   - Aceites tropicales: de coco virgen y de palma, a pesar que son aceites saturados son buenas para cocinar, ya que pueden ser calentados y no pierden sus propiedades.   - Aceites hidrogenado: mantequilla natural, es buena para cocinar ya que se puede calentar sin perder sus propiedades.   - Semillas naturales: nueces, avellanas, de sésamo, de lino o linaza, de calabaza, de girasol, de melaza, chía, poroto, canola, etc.   - Aceite Omega 3 (salmón, caballa, arenque y otros peces).     Las grasas pueden ser mezcladas con los hidratos de carbonos o almidones; pero cuando son mezcladas con las proteínas, estas pueden inhibir la digestión de estas últimas. Esto no quiere decir que no se puedan mezclar las grasas y las proteínas. Lo que se debe hacer es mezclar en pequeñas cantidades. En grandes cantidades no deben ser mezcladas las grasas con las proteínas. Incluso no es recomendable mezclar proteínas vegetales como: los frutos secos, con grasa vegetal como (el aguacate). Esta no es una buena combinación para personas que también desean bajar de peso.   Una forma recomendada de ingerir grasa saludablemente es mezclarlas con verduras verdes, por ejemplo: si vas a comer carne, debes eliminar su grasa y combinar con una buena ensalada verde, la cual puedes aliñar con aceite de oliva refinado (preferiblemente), pero come primeramente la ensalada verde y termina después con la proteína animal, ese es el orden correcto para que primeramente caiga en el estómago alimentos alcalinos, que van a ser digeridos más rápidos que la carne o proteína animal.   Regla 8. Las frutas deben ingerirse con el estómago vacío.   Hemos dejado para última esta regla fundamental que muchas personas desconocen: las frutas siempre deben ser consumidas con el estómago vacío. Muchas personas ingieren frutas después de comer alimentos más pesados y difíciles de digerir, lo cual representa un grave error para la digestión. Las frutas están consideradas como un alimento divino y puro. No has visto siempre en películas que ponen a los dioses comiendo frutas…!   Estas aumentan nuestra vitalidad y son grandes portadoras de vitaminas, minerales y agua pura realmente purificada naturalmente, esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo. Sin embargo la clave para que las frutas cumplan con todas esas funciones es comerlas con el estómago vacío. Porqué?   Pues porque la fruta es el alimento que más rápido se descompone, tarde entre 20-30 minutos solamente en abandonar el estómago. Por lo que si es ingerida encima de otros alimentos que tardan más que ella en ser digeridos, descompuestos para abandonar el estómago (como alimentos concentrados y proteínas), la fruta fermentará y acidificará toda la comida que existe en tu estómago, para crear un estado digestivo desfavorable. A excepción de los melones, las frutas en general combinan perfectamente con verduras frescas y crudas.   Por lo que podemos concluir, a modo de resumen de todos los artículos que hemos tratado sobre la incompatibilidad alimentarias, es que las combinaciones alimentarias perfectas para elaborar comidas saludables y rápidas de digerir, abarcan las siguientes reglas:    1. Las proteínas y frutas ácidas NO deben combinarse con los alimentos almidones. 2. NO deben mezclarse en una misma comida, diferentes tipos de proteína animal. 3. Las grasas NO mezclan bien con las proteínas, debes hacerlo con moderación. 4. Los almidones pueden ingerirse con verduras y pueden mezclarse entre sí. 5. Las proteínas pueden mezclarse con las verduras 6. Las verduras son neutras. 7. Las grasas pueden mezclarse con los alimentos almidones. 8. Las frutas deben ingerirse con el estómago vacío. 9. Las frutas pueden mezclarse con verduras crudas, (excepto el melón).   Todas estas reglas o combinaciones alimentarias son fundamentales aplicar en tu dieta de alimentación diaria si quieres comer saludable, perder peso o eliminar grasa para siempre de tu cuerpo y forma un medio alcalino, sano y saludable para evitar contraer enfermedades.   En los próximos artículos abordaremos las otras dos reglas fundamentales para una nutrición saludable.  

 

Clasificación: 1.6 (9 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Más información GRATIS de este tema y otros en  http://www.comoadelgazar-rapido.com y http://comoadelgazar-rapido.com/blog

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.