Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 20 de mayo del 2022
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Consejos para proteger tu piel en invierno

veces visto 1788 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Consejos para proteger tu piel en invierno

Ya está llegando el frío y nuestra piel puede sufrir las consecuencias si no es tratada como se merece. Los cambios de temperatura y el viento provocan problemas a corto plazo como la sequedad, descamaciones y tirantez, especialmente en las pieles más sensibles.

En este proceso de deshidratación, la dermis es más áspera, tiene un tono más apagado, pierde luminosidad y suavidad al tacto. Y, para prevenirlo, lo fundamental es hidratarla.

A largo plazo, la deshidratación producida por las bajas temperaturas del invierno provocan un aceleramiento del proceso de envejecimiento, por lo que la piel es menos tersa y comienza a llenarse de arrugas.

Las partes más afectadas y las que más sufren en el proceso de deshidratación invernal son cara y manos. Y para que tu piel se mantenga hidratada y no sufras estos problemas ni a corto ni a largo plazo, te hemos dejado algunos consejos para que tu piel no sufra a lo largo del invierno.

Prepara tu cutis 

Cuando se quiere impedir que el frío provoque daños en la piel, las primeras medidas que se deben tomar están relacionadas con el rostro, ya que es la zona del cuerpo que más se expone a los cambios.

Es habitual que el cutis tenga un semblante más apagado en la época invernal y que las rojeces y la sequedad sean síntomas que no desaparecen debido a los cambios de temperatura que se producen cuando entramos a un espacio más cálido desde la calle donde los grados son más bajos, incluso bajo 0.

Limpieza

No hay que olvidar lo importante que es hacerse una limpieza apropiada cada mañana y cada noche. Siempre es importante usar productos adecuados a tu tipo de piel, aunque en todas las ocasiones, lo mejor es que los limpiadores, no lleven jabón. Otro consejo, es procurar no lavarse la cara con agua caliente, ya que produce el efecto contrario, la deshidratación.

Exfoliación

r

r

Elige cremas y exfoliantes que se adapten a las necesidades de tu cutis y utiliza complementos como serum u otros tratamientos semanalmente. Para esta época tan dura en lo que respecta a las temperaturas, lo mejor es decantarse por productos basados en fórmulas nutritivas que incluyan ácido hialurónico, glicerina y ceramidas, ya que abogan por un proceso de hidratación más a largo plazo.

Es importante exfoliarse semanalmente para desechar las células muertas que se acopian en la piel. Además, este proceso permitirá que los tratamientos hidratantes que estés llevando sean mucho más efectivos, al eliminar células muertas el tratamiento no tiene barreras para funcionar como es debido. Ya que la piel se encuentra mucho más receptiva.

Una parte del rostro que no debemos olvidar, son los labios. Son los grandes sufridores en invierno, ya que se resecan con mucha facilidad ante la combinación de calefacción y temperaturas bajas. Pero ten en cuenta que deberás usar exfoliantes indicados para labios, ya que los que se usan para cuerpo o rostro serían demasiado agresivos para una piel tan fina como la del labio.

Cuida tus manos

Las manos son otra parte del cuerpo que sufren muchísimo con la llegada del invierno. Por eso, un consejo es comprar un bote de crema de manos pequeño para llevar siempre en tu bolso o neceser durante esta época. Así, podrás aplicarte cuando quieras y tendrás tus manos hidratadas.

Para que tus manos no sufran los daños del frío, te proponemos, como hemos comentado antes, que evites los jabones y el agua caliente. Ya que resecan mucho la piel.

Otro consejo es que intentes secarte bien las manos cuando te las laves, ya que si están mojadas y sales a la calle, las consecuencias del frío se mutiplicarán. Lo mejor, es aplicarte cremas de manos que incluyan aceite de jojoba, lanolina, glicerina, urea, ácido láctico o manteca de karité.

Cuando uses estos productos de manos, trata de aplicarlos bien por toda la superficie y las intersecciones de los dedos, incluyendo las cutículas y las uñas, que también son zonas que sufren mucho por el frío.

Por último, también es aconsejable utilizar guantes. Que te ayudarán a proteger tus manos de las bajas temperaturas y evitará la irritación. 

Hidrata tu cuerpo

Para el resto del cuerpo, recomendamos usar cremas para hidratar tu piel con ingredientes como rosa mosqueta, aloe vera, aceite de argán, aceite de coco o manteca de karité.

Lo mejor es aplicarla al menos una vez al día, cuando salgas de la ducha. Ya que, así, la crema penetrará mejor en la piel. También es recomendable aplicar la crema centrándose especialmente en los pies, las rodillas y los codos.

Por último, un truco para mantener tus talones bien hidratados, es untarlos con una crema untuosa antes de dormir y ponerte unos calcetines encima. De esta forma, la crema actuará de forma similar a un tratamiento emoliente. En este sentido, los productos emolientes añaden un plus de hidratación. Más que los que son solo hidratantes, gracias a sus principios activos de la urea, el lactato de sodio, los aminoácidos especiales y la alantoína. 

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad y que puedas lucir una piel maravillosa incluso en invierno. ¿Conoces otros trucos? ¡Cuéntanoslos!

Clasificación: 2.2 (6 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Welegal es un conjunto de abogados especializados que te ayudarán a reclamar tu indemnización en temas relacionados con banca, plusvalía, aspectos laborales y otros. Reclama lo que es tuyo.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.