Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 20 de octubre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Principios del crecimiento personal

veces visto 2089 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Sucede que a menudo, en la actualidad, vamos tan de prisa por la vida que nos olvidamos que tenemos responsabilidades, con nosotros mismos, con las personas a quien estimamos y queremos, con nuestros compañeros de labores,... y con la vida en general!

A la sazón de la primera infancia iniciamos una aventura del conocimiento y la diversión, asistida o autogestionada, pero al fin y al cabo, una verdadera dimensión de diversión. No compatible con el razonamiento ni el entendimiento adulto por sí mismo. Pero a medida que los meses y años se avecinan, no solamente el contexto va cambiando sino que nosotros también lo hacemos. Para algunos más temprano que otros, para los otros más despacio y con más inconvenientes. Ello dependiendo en gran parte de la realidad que experimentamos, primeramente en nuestro hogar, y seguidamente en la sociedad, o aquello que decimos comunmente "sociedad".

Las percepciones de las cosas varían con el tiempo, las ilusiones van cambiando de color y tonalidad, las exigencias se manifiestan más constantemente, y por si fuera poco, las responsabilidades comienzan a tomar control de nuestro ser. Es ahí cuando nos damos cuenta de que lo difícil fue necesario, que las correcciones recibidas en familia muchas veces fueron necesarias, cuando las disputas y pleitos escolares produjeron en más de uno, una sensación de libertad, coraje y también autonomía.

Que los tiempos cambian, claro que sí, que las mismas formas de formar ya no son las mismas, es una verdad; así como las aguas de un río no vuelven a ser las mismas de un momento a otro. Pero todo tiene una razón y también una consecuencia. El no aceptarlo sería necedad y torpeza a la vez.

Cuando uno es pequeño no entiende muchas cosas de la vida, y eso es una realidad pero que debe ser explicada por los progenitores principalmente, lo cual actualmente no se evidencia en la mayoría. Y aquí radica gran parte de esa ausencia en la formación del ser humano. Creemos falsamente que educar corresponde a la escuela, que la sociedad debe encargarse del desarrollo de nuestro hijo o hija, que esto y lo otro. Pero detrás de estas falsas afirmaciones, se denota un gran temor, una ausencia de capacidad para afrontar lo que para nadie existe, desde los inicios de la humanidad: una escuela para ser padres. Se debe aprender en el hacer, con tropiezos y errores, pero pretender pensar que no es nuestra responsabilidad es un craso error.

Es nuestro deber y responsabilidad enseñar desde que nuestros descendientes son capaces de "entender", todo el tiempo con nuestro mejor ejemplo, siendo coherentes con nuestros actos y consejos, siendo verdaderos en todo el significado de la palabra; corrigiendo cuando haya necesidad de hacerlo, como decía un filósofo oriental: "si debes castigar, hazlo con las plumas de un ave". Ahí radica la esencia de la formación. Sin dejar de dar lo más importante para cada ser: afecto, atención y orientación.

Los colegios de hoy en día no pueden realizar una labor eficaz debido a las políticas educativas de gobierno, las mismas que no siempre son coherentes, no se adaptan a la realidad de la sociedad, son una mera copia de lo que en otros lares funciona bajo otros estereotipos de personas y otros escenarios y condiciones de vida. Se obvia muchas veces un papel importante que debe realizar el docente: educar, formar, corregir, acompañar, ...

Clasificación: 1.0 (2 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

PatricioP

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.