Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 30 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La historia de los aspiradores robóticos

veces visto 206 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Quienes limpian sus hogares saben lo tedioso que puede llegar a ser barrer, aspirar y trapear en un ciclo aparentemente interminable. No es de extrañar que la idea de un dispositivo robótico que limpie el piso por sí mismo haya sido acariciada desde hace décadas.

Sin embargo, la primera aspiradora robótica no apareció hasta 1996. Fue fabricada por Electrolux, fabricante sueco de electrodomésticos y aparatos profesionales y se llamó "Trilobite"[1]. Debido a su novedad, apareció en el programa de ciencia de la BBC, "El mundo del mañana". No fue hasta 2001 que Trilobite estuvo disponible para su compra y se convirtió en el primer robot aspirador producido en masa.

Este electrodoméstico navegaba rebotando señales de ultrasonido en sus alrededores para evitar chocar con cosas como patas de mesa. Funcionaba razonablemente bien pero ciertos objetos no reflejaban adecuadamente sus señales y chocaba con ellos, además de que se detenía a cierta distancia de las paredes y otros objetos dejando pequeñas zonas que no se limpian. Tampoco era capaz de detectar escaleras y se tenían que tomar ciertas medidas para que no se cayera.

En 2004, Electrolux lanzó una nueva versión de Trilobite con una mejora en la detección de objetos y escaleras gracias a sus sensores de infrarrojos. Además, podía ser programado para limpiar a cierta hora.

En el año 2001 la Compañía Tecnológica Dyson de Gran Bretaña dio a conocer el DC06 su prototipo de robot aspirador. Tenía una navegación excelente para su época ya contaba con más de 80 sensores y dos ordenadores de control. Debido a ello, su precio en el mercado hubiera sido de más de 3.000 dólares, por lo que nunca llegó a producirse para la venta.

Un año más tarde la compañía americana iRobot lanzó su robot Roomba, el cual fue un éxito comercial al presentar un funcionamiento muy correcto. La razón del éxito de este equipo fue su capacidad de recorrer adecuadamente las habitaciones, evitando obstáculos y evadiendo caerse por las escaleras. Además, tenía la habilidad de detectar la suciedad y pasar más tiempo limpiando las zonas más sucias. El éxito comercial del Roomba atrajo a muchas compañías hacia la fabricación de robots aspiradores en los años siguientes.

En el año 2009 se fundó la compañía  Neato Robotics. Su aspiradora XV-11 desafió la serie Roomba al incorporar una avanzada característica de mapeo láser que permite al robot detectar su entorno de una forma más precisa y confiable, lo que le facilita cubrir el piso de una manera sistemática, completando su trabajo en menos tiempo y siendo menos proclive a dejar zonas sin aspirar. Los aspectos innovadores de los robots Neato ganaron mucha atención en los expertos en tecnología, pero las ventas se mantuvieron detrás de iRobot. Esto se debe a que las aspiradoras Roomba tenían una succión más fuerte y baterías más duraderas que las aspiradoras Neato.

Dyson anunció en 2014 el lanzamiento de su robot aspirador Dyson 360 Eye, equipado con una cámara que le permite reconocer su entorno y navegar en forma ordenada por una habitación. Al año siguiente aparece el Roomba 980 que incorpora una tecnología de cámara similar.

En los últimos años han aparecido muchas marcas de aspiradores robóticos. Se trata de fabricantes chinos que comercializan sus productos directamente o los ofrecen como ODM [2] para que otras empresas los comercialicen bajos sus propias marcas. La presión de estos nuevos fabricantes ha producido una maduración acelerada de las tecnologías en uso así como su abaratamiento.

Los robots actuales, incluyendo equipos de precios medios y hasta económicos, pueden ser controlados con la ayuda de una aplicación que se ejecuta en el teléfono móvil y que permite lograr una operación muy sofisticada. También se ha vuelto casi un requisito la presencia de una mopa, lo que le permite al robot no solo aspirar sino pasar una mopa húmeda logrando una mejor limpieza.

No obstante todo este progreso tecnológico, aun quedan pendientes ciertas limitaciones en espera de solución. Por ejemplo, en este momento, ningún robot aspirador es capaz de reconocer la caca de la mascota y evitar pasar sobre ella.

 

[1] El trilobite es un artrópodo extinto. Algunos de ellos tenían una forma redondeada similar a esta aspiradora

[2] ODM, Original design manufacturer (fabricante de diseño original)

 

Clasificación: 0.0 (0 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

El robot aspirador es el nuevo electrodoméstico que todos queremos. En él confluyen los avances de la informática, la robótica avanzada y nuestro deseo de simplificar nuestras vidas.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.