Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 23 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Función de la vitamina A: ¿por qué la necesitamos?

veces visto 98 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Si alguna vez te has preguntado por qué necesitamos consumir alimentos ricos en vitamina A, la respuesta la tienes en la función de la vitamina A que es el tema de este artículo.

Si también tienes interés en saber qué es la vitamina A, tienes otra razón para leer el artículo porque ofrecemos respuesta a esta pregunta mediante la exposición de las formas fundamentales de existencia de la vitamina. 

¿Qué es la vitamina A?

Muchas veces decimos que la vitamina A es un alcohol soluble en grasa muy inestable llamado retinol.

Sin embargo, el retinol no es la única forma de la vitamina A porque existen otras sustancias que también son formas de su existencia.

La segunda forma de la vitamina A es el retinal que es una sustancia químicamente diferente al retinol porque en lugar de ser un alcohol es un aldehído.  

La palabra aldehído tiene su origen en el latín y significa alcohol deshidrogenado, es decir, una sustancia obtenida a partir del alcohol mediante oxidación.

También el ácido retinoico es una forma de vitamina A, y no se trata de un alcohol ni de un aldehído, sino de un ácido.

Hasta ahora tenemos entonces que la vitamina A puede ser un alcohol (el retinol), un aldehído (el retinal) y un ácido (el ácido retinoico).

Otras formas de la vitamina A

Pero las anteriores no son las únicas formas de la vitamina A; existen otras.

En los tejidos de los seres humanos y de los animales la vitamina A se almacena como ésteres que son sustancias químicamente diferentes a los alcoholes, aldehídos y ácidos.

Los ésteres se obtienen de los ácidos mediante reacciones químicas. La palabra éster proviene del idioma alemán.

La vitamina A se almacena en los tejidos humanos y de animales como un éster de retinilo, principalmente como palmitato de retinilo.

Además de estas cuatro formas, también la vitamina A existe en las llamadas formas previtamínicas, es decir, como sustancias naturales que se transforman en ésteres de retinilo en el proceso metabólico.

Las formas previtamínicas fundamentales de la vitamina A son: beta-caroteno, alfa-caroteno, gamma-caroteno y criptosantina-beta.

Los tres carotenos provitamina A son carotenoides, es decir, pigmentos de origen orgánico del grupo de los isoprenoides que se encuentran naturalmente en plantas, algas, hongos y bacterias.

De estos carotenoides el más abundante en la naturaleza y estudiado es el beta-caroteno cuya estructura fue determinada por el químico suizo Paul Karrer y que le valió para obtener el premio Nobel de química en 1937.

Las provitaminas A se pueden almacenar en los tejidos grasos del organismo dando lugar a una coloración amarillenta de la piel, pero sin producir exceso porque el organismo transforma las provitaminas en las formas vitamínicas solo en las cantidades necesarias.

Función de la vitamina A

En lugar de función de la vitamina A, prefiero utilizar la frase “funciones de la vitamina A” porque son varias.

La primera función de la vitamina A está relacionada con la visión. En la retina del ojo se produce una sustancia llamada rodopsina que absorbe la luz necesaria para la visión en ambientes de poca luz o mucho calor. Esta sustancia se obtiene mediante la reacción de la vitamina A con la hormona opsina.

El nombre de retinol proviene de este importante papel de la vitamina A en el mantenimiento de la visión.

En documentos sobre la historia de la medicina en la antigüedad consta que hacia el año 1500 (AC) los egipcios recomendaban la ingesta de hígado para mejorar la visión nocturna.

En esa época no se conocía la vitamina A, pero los egipcios sabían que el hígado contiene una sustancia que mejora la visión nocturna.

Una segunda función de la vitamina A consiste en su contribución a la formación y mantenimiento de los tejidos óseos, los dientes, tejidos blandos, la piel y las membranas mucosas.

Además de estas dos funciones, la vitamina A contribuye al fortalecimiento del sistema inmune, tan necesario para protegernos de los agentes patógenos.

En cuarto lugar, la vitamina A actúa como hormona que participa en la regulación de varios genes evitando resultados indeseables.

También esta vitamina participa en los mecanismos de control de la reacción inflamatoria y protege a las células del daño oxidativo.

La carencia de vitamina A puede ocasionarnos enfermedades, entre ellas, enfermedades de la visión y la piel.

Notas finales

La vitamina A no es una única sustancia y juega un papel importante en el organismo humano porque tiene varias funciones relacionadas con la visión, la formación y mantenimiento de tejidos y la expresión del sistema inmune, entre otras.

Por esta razón, te recomendamos que consumas en tu dieta alimentos ricos en vitamina A, pero ten en cuenta que esta es una de las vitaminas más tóxicas y que el exceso también es perjudicial para tu salud.

Clasificación: 0.0 (0 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

J. Anderson. Para complementar la información visite la página mejores suplementos de vitamina A

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.