Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 25 de marzo del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Cómo predicar a las naciones

veces visto 971 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La evangelización es un esfuerzo serio y decidido de obediencia a Dios consistente en llevar las buenas nuevas de salvación a todas las personas del mundo y en alcanzar  a todas las naciones para que sean partícipes del plan de salvación ideado por Dios en beneficio de todos los seres humanos cualquiera que sea su raza, creencia, sexo o lugar de residencia. 

La evangelización tiene su punto de partida en el evangelio como poder de Dios para todos los que creen  y como buena noticia para la salvación de las almas.

La evangelización se lleva a cabo desde la convicción de que hay un mensaje de Dios y ese mensaje es para todas las naciones en todos los tiempos. Es un mensaje de amor, de fe  en el hombre y de misericordia para con los pecadores.    El eje central de la evangelización es el plan de salvación, pero dentro de éste, el epicentro es la muerte de Jesús, hijo unigénito de Dios,  por nuestros pecados y su victoria sobre Satanás dada en su resurrección de entre los muertos.

Dios siente un infinito amor por los hombres y las mujeres. Un amor superior al de los hermanos por sus hermanos, al de los hijos por los padres y al de los padres por sus hijos. Hay gracia en el amor de Dios, tanta que, como lo expresa Juan 3:16: “Porque de tal manera amó Dios al mundo , que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel  que en él cree, , no se pierda, más tenga vida eterna”.

El evangelismo debe dar una voz de esperanza en torno a que la muerte no es el fin de todo y hay algo, algo muy importante más allá de nuestros días finales como seres vivos en la tierra.

Tenemos la esperanza de que Jesús,  victorioso y decidido, vendrá de nuevo, en esta ocasión con una finalidad bien distinta a la del benevolente predicador de Galilea que fue crucificado como tributo por los pecados de toda la humanidad. 

La venida de Jesús es cierta, tan cierta como lo anuncia el libro de los Hechos en el capítulo 1, versículo 11: “…varones galileos, ¿Por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo”.

El evangelismo debe enseñar también que hay un día final en el que habremos de comparecer ante el tribunal de Dios a dar cuenta de nuestros actos en la prueba postrera y máxima a la que seremos sometidos antes de recibir el veredicto que, de ser favorable, nos permitirá morar en presencia de Dios a través de la eternidad.

Hay un maravilloso e inequívoco mensaje de esperanza y de salvación y el Señor quiere que sea compartido con todas las personas. Por esta razón debemos ser partícipes del programa de evangelización a todas las naciones, a todos los pueblos, a todas las personas.

Alejandro Rutto Martínez es un prestigioso periodista y escritor colombiano, vinculado como docente a varias universidades colombianas. Es autor de cuatro libros y coautor de otros tres en los que se aborda el tema del liderazgo, la ética y el Desarrollo Humano. Con frecuencia es invitadocomo conferencista a congresos, foros y otros eventos académicos. Póngase en contacto con él a través del corrreo alejandrorutto@gmail.com o llámelo al celular 300 8055526. Visite su página www.maicaoaldia.blogspot.com

Clasificación: 2.0 (22 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Lo bueno que vaya a hacer hoy, hágalo bien, por usted, por su familia y por su país.  ¿Ya leíste Maicao al Día?

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.