Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 22 de febrero del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Porque Usar Las Ondas Alfa Para La Superación Personal

veces visto 12032 Veces vista   comentario 2 Comentarios

Porque Usar Las Ondas Alfa Para La Superación Personal

Un sistema que puede ayudar en nuestra búsqueda de la superación personal es el de la Ondas Alfa. Espero que lo que sigue te sirva para continuar tu aprendizaje.

Los humanos hemos ido evolucionando con el entorno. Como sapiens, desde hace 150/200.000 años, los cambios han ido acumulándose de forma cada vez más rápida. Los estados cerebrales que experimentaban nuestros antepasados eran muy diferentes de los nuestros. En medio de la naturaleza, y con todo el tiempo del mundo, su concentración y abstracción sobre todo lo que les rodeaba era casi completa.

Sólo ante momentos de peligro, en la concentración de la caza, o en tensiones sociales puntuales, la excitación refleja se disparaba de modo automático. El resto del tiempo, las funciones cerebrales se dispersaban en el entorno bucólico. Hoy en día es imposible. Necesitamos estar en tensión constante. El trabajo, el tráfico, los problemas, el ruido, los medios de comunicación, todo nos induce a estados de presión.

Nuestro cuerpo no ha cambiado, en cambio, las circunstancias lo han hecho de forma dramática. Nuestro cerebro no ha podido adaptarse tan rápidamente como el ambiente. Por eso, el estrés y la ansiedad se acumulan en el humano moderno. No ha creado los mecanismos necesarios al mismo ritmo que los cambios.

Nuestro cerebro funciona con energía bio química eléctrica. Con el electroencefalograma se descubrieron las oscilaciones de tensión eléctrica en el cerebro. Y con ellas, las diferentes formas en que actúan. Según la actividad neuronal, y con las sustancias neuroquímicas y hormonales que liberamos al torrente sanguíneo, tenemos una determinada frecuencia cerebral. Y estas son:

1. Ran Alta (+200 microvoltios) +28 Hz. Estados de estrés y confusión.

2. Beta (150-200 microvoltios) 13 a 28 Hz. Vigilia, consciencia, excitación.

3. Alfa  (100-150 microvoltios)  7.5 a 13 Hz. Relajación, creatividad, tranquilidad.

4. Theta (50-100 microvoltios)  3.5 a 7.5 Hz. Vigilia, sueño moderado, con sueños.

5. Delta  (10-50 microvoltios)  0.2 a 2.5 Hz. Sueño profundo.

Se ha descubierto que el estado Alfa nos permite fluctuar entre nuestro estado consciente y el subconsciente. Es la puerta entre los dos mundos. Aún estamos despiertos, lúcidos en la realidad ordinaria, pero la somnolencia nos permite traspasar el umbral de nuestra mente inconsciente. Podemos alcanzar la información escondida, todo ese 90% oculto en el subconsciente.

En el estado Alfa podemos actuar de modo deliberado. La relajación nos posibilita interactuar sin el freno de la mente censora. Para aumentar nuestra convicción de sugerir o descubrir nuevas ideas. Para meditar con mayor fluidez. O visualizar nuestras afirmaciones para una mejora en  nuestra autoestima. Es un gran apoyo para el desarrollo personal.

Así como hemos dejado de evolucionar genéticamente, hemos aprendido a hacerlo culturalmente. No cambia nuestro cuerpo, pero ahora utilizamos herramientas en su lugar. Si no hemos acompasado nuestros ciclos cerebrales con los cambios de vida, podemos crear mecanismos que lo hagan. Como audios grabados con ondas Alfa.

Estos recrean la frecuencia, y el cerebro lo bloquea y acompaña. Hasta que se acompasa a  ella. A partir de allí, podremos aumentar la comprensión, la concentración, relajarnos o visualizar afirmaciones. Pero nada mejor que la práctica. Usar audios con esta frecuencia te permite entrar en un estado de conexión con el subconsciente. Simplificar el proceso.

En fin, espero que lo aproveches en tu experimentación. Sólo funciona lo que se aplica. La teoría sin la ejecución, no produce efectos. Pero “pa los gustos están hechos los colores”. Ahora tienes esta opción, en tus manos está sacarle partido o dejarlo correr. A ser buenos. O no.

Clasificación: 2.0 (39 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Xavier Arriarán El Pensamiento Positivo

Comentarios
sunyata 22 de Mar, 2011
0

Jiddu Krishnamurti y la Meditación;

"La meditación es una de las artes más grandes en la vida quizá la más grande y no podemos aprenderla de nadie. Esa es su belleza. No tiene técnica y, por ende, no tiene autoridad. Cuando uno aprende acerca de sí mismo, cuando se observa cómo camina, cómo come, qué dice, la charlatanería, el odio, los celos; si está atento a todo eso en sí mismo, sin preferencia alguna, ello forma parte de la meditación. Por lo tanto, la meditación puede tener lugar cuando estamos sentados en un autobús o paseamos por los bosques llenos de luces y sombras, o cuando escuchamos el canto de los pájaros o contemplamos el rostro de nuestra mujer o nuestro hijo".15.

Y recientemente ha escrito: "Todo esfuerzo que se hace para meditar, niega la meditación".16.

15 Freedom from the Known (1969).
16 Prólogo de Krishnamurti en Meditations (1980).

KRISHNAMURTI
Los años de plenitud
MARY LUTYENS
http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/

xavier 22 de Mar, 2011
0

Completamente de acuerdo. De eso hablo en el artículo. En determinados estados de frecuencia de onda cerebral, podemos realizar determinadas acciones. Y la meditación se realiza en el estado Alfa o en frecuencias más bajas, pero en estas no podemos interactuar conscientemente (o si, pero eso ya es otro tema, ensueño, sueños lúcidos, etc.), al estar en somnolencia o sueño.

Los audios con frecuencia Alfa, nos ayudan alcanzar ese estado. Lo que hagamos en él, ya es nuestra responsabilidad. Con relajación y abandonándonos a nuestro objetivo. Como bien dices, en un autobús u observando "el reflejo de la luna llena reflejada en un estánque de nenúfares", tanto da. La "función mecánica" que utilizemos, es lo de menos.

Del mismo modo, los monjes budistas utilizan mantras o instrumentos con sonidos graves. Los chamanes cánticos repetitivos y percusiones hipnóticas. Muchos otros, en los ritos cristianos por ejemplo, canciones monocordes (canto gragoriano) o sonidos como el del órgano. Y fíjate como todos recrean la frecuencia de las ondas Alfa, en vibraciones bajas.

Lo que importa es el resultado. Después viene el trabajo de cada uno. Pero tan válido como recitar un mantra budista, lo es el escuchar frecuencias Alfa con auriculares.

Gracias por tu comentario y recibe un abrazo

Xavier

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.