Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 04 de octubre del 2022
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Volver atrás

veces visto 888 Veces vista   comentario 0 Comentarios

El joven queterminala educación obligatoria por leyse encuentra conuna duda con la quese han encontradogran parte de nuestros antepasados; ¿qué nos depara el futuro?

Apañándose como pueden, los jóvenestoman una decisiónfundamental, que afectará a su futuro cercano y lejano. Las elecciones son bastantes: ponerse a trabajar, estudiar bachillerato, hacer un ciclo formativo de grado superior o prepararse para hacer una carrera. Cada una de las alternativas es buena, pero todas requieren unaconsagracióndistinta y comportan un modo de vida muy determinado.

Con anterioridadtienen que considerartodas las ventajas e inconvenientes, estar informados de cuál es la situación económica de sus tutores legales y qué es lo que más se adapta a ellos según sus preferencias, inteligencia y otras habilidades.En algunas ocasioneses muy complicadodescubrir cómo es uno mismo, que es lo lo que le agrada o se le da bien, y si realmente sus aspiraciones responden a perspectivas posiblesen un futuro.

De todas formas, finalmente todos acabamos decidiendo. La gran mayoríasin presión externa y encantados con su selección; otros obligados por la familia y con desinterés. Por otro lado, hay personas que creen que deberían haber optado por otro camino, pero no se atreven a dar el paso.Cierto es que a pesar de quees imposible volver a ser un adolescentehay cosas que se pueden volver a recuperar, si las condiciones así lo permiten.

Si se cuenta con un horario de 20 horas semanales o un empleo flexible siempre cabe la posibilidad de llevar a cabo algún curso a través de la red, que nos forme en aquello que siempre hemos deseado y que, por distintas razones, no pudimos haceren su día. También hay gentepuede solicitaruna excedenciay viajar a otro lugar para acabar de afianzar ese idioma con el que lleva tanto tiempo luchando.

Esta postura también puede ser aplicable anuestro día a día, pensando en el “nunca es tarde” dejándonos libres para volver a enamorarnos, empezar clases de yoga o todo lo que nos satisface.

Clasificación: 2.4 (19 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.