Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 21 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La Depresión

veces visto 20352 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La Organización Mundial de la Salud estima que en aproximadamente diez años la depresión se convertirá en la segunda causa de discapacidad a nivel mundial. Este desorden no distingue creencias, raza, cultura o nivel socioeconómico, afectando a hombres y mujeres de todas las edades.

La palabra "depresión" proviene del latín "depressu", que significa derribado o abatido. La depresión es considerada un síndrome o conjunto de síntomas que afectan fundamentalmente la esfera afectiva del individuo.

La depresión está caracterizada por sentimientos de culpa, indefensión, inutilidad, tristeza y desesperanza. Este trastorno no afecta solo físicamente a la persona sino también anímica y psíquicamente.

Las personas deprimidas pierden la capacidad para sentir placer por las actividades que antes disfrutaban. En estos individuos se ven afectados los ciclos de sueño y vigilia, y se producen trastornos alimentarios.

Existen algunos momentos de la vida de los hombres y de las mujeres, como la adolescencia, la andropausia, la menopausia o el embarazo, en que hay un riesgo mayor de sufrir depresión.

Causas de la depresión

No se puede hablar de una única causa de los trastornos depresivos. Sino por el contrario se piensa que se deben a una serie de factores que se interrelacionan entre sí, tales como los factores químicos, genéticos, psicosociales y hormonales.

Este desorden también puede ser el resultado de una enfermedad crónica, de adicciones o de otros trastornos mentales.

Se considera que las depresión pueden ser endógena o reactiva. Es reactiva cuando se producen por un hecho traumático que genera tristeza. Y la depresión endógena es cuando no hay un motivo o causa externa. Generalmente los trastornos depresivos se deben en los distintos individuos ambos factores en diferentes proporciones.

Los desequilibrios bioquímicos en el cerebro son una de las causas de los trastornos depresivos. Las personas que tienen trastornos depresivos generalmente sufren desequilibrios de sustancias químicas en el cerebro. Se conoce a estas sustancias como neurotransmisores, los cuales contribuyen a la conexión alrededor las células nerviosas del cerebro. Algunos de estos neurotransmisores regulan el ánimo, por lo tanto cuando no están servibles en cantidades necesarias aparecen los síntomas depresivos.

La herencia genética es otro de los factores que tiene un papel fundamental en los trastornos depresivos. Cuando una persona tiene antecedentes familiares de depresión existen mayores probabilidades de que la padezca en algún momento de su vida.

Síntomas de la depresión

Los síntomas depresivos más característicos se describen en el DSM-IV (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales). Según este manual existe un trastorno depresivo cuando por el lapso de al menos dos semanas se tienen cinco o más de los síntomas que se mencionan a continuación:

Pensamientos de muerte o suicidio. Agitación o enlentecimiento psicomotores. Pérdida del placer por las actividades habituales que antes disfrutaba. Pérdida del apetito y del peso o comer en exceso y aumento de peso. Insomnio o hipersomnia. Estado de ánimo deprimido persistente. Desgano y disminución de la energía. Sentimientos de culpa excesiva e inutilidad. Dificultad para concentrase y tomar decisiones.

Generalmente los primeros síntomas e indicios de los trastornos depresivos son ignorados, ya que pueden ser confundidos con estrés o cansancio. La gravedad, duración y frecuencia de los síntomas pueden variar de una persona a otra.

Tipos de depresión

Existen tres tipos de trastornos depresivos descriptos en el DSM-IV, a saber:

Trastorno Depresivo Mayor. Trastorno Distímico. Trastorno Bipolar.

No obstante pueden mencionarse otros tipos de trastornos o desordenes afectivos:

Trastorno Disfórico Premenstrual. Depresión Ansiosa. Depresión Melancólica. Depresión Doble. Depresión Atípica. Depresión Psicótica. Depresión Post-Parto. Trastorno o Desorden Afectivo Estacional. Depresión Catatónica. Depresión Agitada. Depresión Endógena. Depresión Situacional o Depresión Reactiva. Depresión Crónica.

Tratamientos para la depresión

Generalmente la depresión es tratada con una combinación de psicoterapia y medicamentos antidepresivos. El tratamiento más acertado para cada caso en particular dependerá del tipo de depresión que afecte a la persona y de la severidad y duración de los síntomas.

Para los casos leves de depresión puede ser que solo se requiera psicoterapia y algunos cambios en el estilo de vida. La psicoterapia puede ser Interpersonal, Conductual, Cognitiva o Psicodinámica breve. Ésta puede darse en distintos formatos: individual, familiar, grupal o de pareja.

Por el contrario para casos moderados o graves normalmente se recomienda medicamentos antidepresivos, y en algunas circunstancias puede requerirse la Terapia Electroconvulsiva (TEC).

Se estima que alrededor del 85% de las personas que sufren depresión, que realizan un tratamiento adecuado, logran superarlo.

Clasificación: 2.0 (25 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

http://queesladepresion.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.