Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
sábado 24 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Las nuevas tecnologías en la educación

veces visto 9689 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Hoy en día, utilizamos la tecnología, tanto en casa como en nuestro trabajo. Ordenadores, teléfonos móviles, televisión, tabletas, videoconsolas, etc. Forman parte de nuestra vida cotidiana. Nos resultaría muy difícil, por no decir imposible, prescindir de ellos. Los niños y los jóvenes han vivido con ellos desde su nacimiento, los manejan con total naturalidad como un elemento importante e imprescindible en sus vidas.

Los centros educativos no pueden permanecer al margen de esta realidad y se tienen que adaptar a los nuevos tiempos. Desde hace algunos años, son cada vez más los maestros que utilizan las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), como herramientas en sus clases, en la mayoría de los casos con resultados positivos.

Al mismo tiempo que aumenta el interés de los maestros por estas herramientas, aumenta la oferta de recursos destinados a este fin en Internet. Se pueden encontrar recursos para todas las edades. Desde recursos que estimulan los sentidos de los más pequeños, o que enseñan a leer o a manejar el ratón, hasta otros para alumnos de primaria, secundaria, FP, bachillerato, la universidad o incluso para la tercera edad. Para personas con necesidades especiales se han desarrollado programas muy efectivos. Los dispositivos más utilizados son: ordenadores, tabletas y pizarra digital.

Beneficios de las TIC

Casi todos los profesores que han utilizado las TIC en clase, han comprobado una notable mejoría en el nivel de aprendizaje obtenido por sus alumnos. Los alumnos están más motivados y cada uno puede aprender a su ritmo.

Con los métodos tradicionales, el maestro explicaba un tema en la pizarra para toda la clase y los alumnos tenían que prestar atención. Esto obligaba a toda la clase a aprender al mismo ritmo y mientras a los alumnos más rezagados les costaba seguir el ritmo de la clase, los más avanzados tenían que esperar al resto de la clase. Además muchos niños consideraban las clases monótonas y aburridas.

En la actualidad, los educadores pueden ayudarse de herramientas como videos o pizarra digital, para explicar más fácilmente al mismo tiempo que despiertan más el interés de sus alumnos. Si se dispone de ordenadores o tabletas para los alumnos, estos podrán aprender mediante juegos o programas educativos diseñados especialmente para su edad y su nivel de conocimientos. Esto podría  permitir una enseñanza más individualizada, adaptada al ritmo y las necesidades de cada uno. En este caso, la tarea del profesor consistirá en gran medida, en controlar y dirigir el progreso de los alumnos y resolver dudas de manera individualizada.

A los alumnos de primaria, se les puede ir familiarizando poco a poco con Internet y enseñándoles a buscar información para que no se queden solamente con lo aprendido en clase y sean capaces de aprender más por su cuenta en caso de que lo necesiten. Las búsquedas en Internet, harán que se motiven y se involucren más en el estudio, ya que se aprende de una manera más libre y se estimula la curiosidad y las ganas de aprender innatas en los niños. Se trata de que una vez adquiridos unos conocimientos básicos, sean capaces de buscar información para ampliarlos cuando lo necesiten y de que sepan contrastar esa información, para saber si es real, ya que no es verdad todo lo que se lee en Internet. Con Internet la tarea del profesor se complica un poco, ya que además de las tareas descritas anteriormente, tendrá que controlar a los niños y especialmente a los adolescentes (ya más hábiles en el uso de Internet), para que no se salgan del temario (voluntaria o involuntariamente) y se pongan a ver cosas ajenas a la clase.

Desventajas

Pero no todo son ventajas cuando se trata de aplicar la tecnología a la educación. Se pierden habilidades, como por ejemplo la escritura. Los niños de ahora escriben a mano mucho menos que antes. Nos ocurre también a veces a los mayores. El papel cada vez se utiliza menos, lo cual para la ecología es bueno, pero quizás estemos perdiendo unas habilidades muy importantes.

Otra desventaja, son las relaciones sociales directas. Aunque ahora con Internet se pueden comunicar con niños de otros colegios o de otros países, puede que interaccionen menos con los compañeros de su propia clase y con el profesor. Para evitarlo, hay que hacer de vez en cuando otras actividades no tecnológicas y trabajos en equipo.

Para algunos profesores, estos cambios no son nada fáciles.  Al utilizar las nuevas tecnologías, el enfoque de la clase cambia totalmente. Si el docente no está familiarizado con el uso de los dispositivos tecnológicos, el problema se complica aún más. Para sacar el máximo provecho de las nuevas tecnologías en la clase, los maestros tienen que reciclarse. Los cursillos que se organizan para este fin, no son suficientes o no han llegado todavía a la mayoría de profesores.

La falta de medios es otro gran problema, sobre todo en estos tiempos de crisis económica. A veces, estos se pueden conseguir con un poco de voluntad por parte de los maestros o los colegios. Lo ideal sería tener un ordenador por alumno, pero esto no siempre es posible. Si se consigue un ordenador y un proyector por clase, ya se pueden dar explicaciones con contenido audiovisual, lo cual no solo facilitará la comprensión por parte de los alumnos, sino que despertará más el interés por la clase y la hará más amena. Si se pueden conseguir mas ordenadores o tabletas, aunque no haya para todos, se pueden compartir, sobre todo si se hacen trabajos en equipo. Últimamente, se están utilizando mucho las tabletas y netbooks que son más baratos y menos voluminosos que los ordenadores y aunque sus prestaciones son inferiores a las de los ordenadores, en muchos casos son suficientes.

La falta de medios, además nos plantea otro problema: mientras en unos centros tienen suficiente dinero para comprar los dispositivos necesarios, en otros carecen de ellos. En los hogares ocurre lo mismo; los que tienen mayor nivel adquisitivo pueden tener en casa ordenador, tableta, Internet de alta velocidad, etc. Mientras que otros pueden no tener ni ordenador. Las diferencias económicas siempre han sido un problema de difícil solución. La información de Internet está para todos por igual pero los medios y las posibilidades de acceder a ella no son los mismos.

Conclusión

Los niños y jóvenes de nuestros días, disfrutan utilizando las nuevas tecnologías en su tiempo libre. Estas tecnologías se pueden utilizar en la educación, haciendo que los alumnos se diviertan estudiando y hay que aprovechar este potencial para ayudarles a aprender. Existen muchos juegos y programas educativos diseñados para que nuestros hijos aprendan, que se pueden utilizar tanto en casa como en clase. La función de los padres y educadores es muy importante. El profesor deberá dirigir la clase aprovechando los recursos tecnológicos disponibles en cada caso, utilizándolos como herramientas y combinándolos con otros métodos más tradicionales, de manera que se maximicen los beneficios y se minimicen los problemas causados por el uso de las nuevas tecnologías. Para ello se deberían de organizar campañas con cursillos de reciclaje para los educadores.

Clasificación: 2.5 (18 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

http://www.edudiver.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.