Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 06 de diciembre del 2019
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

“Como problematizar los contenidos programáticos de las asignaturas escolares”.

veces visto 7923 Veces vista   comentario 0 Comentarios

“Como problematizar los contenidos programáticos de las asignaturas escolares”.

Nos toca vivir una época con cambios constantes, cambios políticos, económicos, sociales, religiosos, tecnológicos, educativos, y realmente nuestra formación docente no nos prepara para enfrentar cada uno de ellos. Hemos sido formados con la premisa de que el docente conoce todo de todos los temas y eso, mal que nos pese, es imposible de sostener, pues cuando creemos que tenemos una idea de cómo llevar adelante un cierto tipo de enseñanza, aparece otro modelo que nos hace naufragar nuevamente, que nos crea incertidumbre, y esto no es fácil de sobrellevar. Entonces nos convertimos en rehenes de nuestras prácticas y de los consejos de colegas en cuanto a cómo debemos realizar el proceso de aprendizaje de los alumnos. Pasado el tiempo comprendemos que en realidad debemos comenzar por cuestionar la manera en que llevamos la enseñanza a nuestras aulas, detenernos un momento y evaluar que es lo importante en nuestra tarea docente y  analizar de manera exhaustiva y consciente, nuestro “plan” educativo, de ese modo podremos explicarnos y cambiar  muchas de las acciones que realizamos para acercar a nuestros estudiantes el conocimiento relevante, significativo. Poder llegar a entrever un aprendizaje adecuado, con contenidos acordes a las edades y los intereses de los estudiantes, será la clave para lograr una educación interesante,  atractiva, critica y creativa.

Los contenidos programáticos

La práctica pedagógica pretendida por quienes elaboran los contenidos educativos, se limita a la ejecución  de las políticas y programas diseñados de manera centralizada y respondiendo al ideal de alumno pasivo como dicta la educación tradicional.

Es aquí donde tiene sentido, pensar la educación dentro de prácticas pedagógicas liberadoras, tal como lo propone Freire, una “pedagogía crítica” que se contrapone a la concepción de una educación tradicional donde la enseñanza se propone como un aprendizaje neutral.

Desde esta perspectiva cobran importancia los contenidos escolares, que si los enseñamos como proponen los diseños curriculares, estamos ejerciendo un disciplinarismo, que es un rasgo típico de la educación tradicional, el hecho de descomponer en unidades o en aéreas generando “compartimientos estancos”, formando un individuo descontextualizado, sin capacidad de respuesta para enfrentar la complejidad del mundo actual.

Para poder realizar una verdadera problematización de los contenidos deberíamos por empezar a conocer que esperan los estudiantes de la asignatura.

La investigación de los temas

Como profesora de Artes Visuales, puedo decir que hay temas que les apasiona, como por ejemplo el graffiti, mural, esculturas con diferentes materiales, entonces en las primeras clases hablamos de cómo seria su realización, pensamos materiales accesibles, lugares y temas para realizar un mural, etc. En este sentido todo va bien, el problema se presenta cuando tenemos que dar temas no tan atractivos, y aquí se pone en juego todas las estrategias que como docente debo buscar para motivarlos.

Implemente la exposición de sus trabajos dentro del aula,  esto  genera, por un lado, que el estudiante realice un trabajo dando lo mejor de sí  investigando, viendo ejemplos, introduciéndose en el tema, y por el otro, genera  debates que por momentos se hacen muy efusivos, opinan, critican, preguntan si están bien o si están mal y cada respuesta trato de que sea fundamentada, incluso les devuelvo la pregunta haciéndoles reflexionar  y llegar a una conclusión/respuesta propia, que por supuesto es compartida con sus pares.

Comencé a incorporar  poco a poco trabajos sobre autoestima, porque esta muy ligada a la creatividad, ¿en que sentido?, bueno pues me di cuenta con el tiempo que  los alumnos poseen mas creatividad e imaginación que la que demuestran pero,   en muchos casos,  sienten que sus compañeros van a reírse o burlarse de su producción, esto es una limitación, y me pareció que ayudaría aumentar  su valoración personal, su valor como persona capaz de poder mostrar su producto a los demás sin tener miedo de ello.

Los contenidos de la asignatura se centran siempre en los mismos temas,  elementos  plásticos, movimientos de arte, fotografía, pintura, dibujo etc.; pero los docentes debemos darle la complejidad necesaria y despertar curiosidad, por ejemplo cuando damos muralismos, recorremos imágenes de murales antiguos, modernos, mexicanos, argentinos, y nos adentramos en el porqué de su realización, en que difieren unos de otros, que habrá motivado a ese artista a pintar ese tema y no un paisaje, por ejemplo, esto los deja muy pensativos, y aquí comienza la construcción autónoma del conocimiento, porque luego ellos deberán pensar un tema para un mural, que realizarán en algún lugar de la escuela o de la ciudad.

Están incluidos entre  los contenidos, las técnicas y los materiales. Generalmente conversamos acerca de este tema, es muy eficaz la utilización de materiales de desecho, como les llamamos los docentes de plástica, que son aquellos materiales que los estudiantes tienen al alcance de sus bolsillos, aunque aun así muchas veces no los traen a clase. Son materiales que poseen un faceta de trabajo que es el reciclaje, muy atractivo para la realización de productos propios, manipulados por sus manos y transformados en “obras de arte”, como les digo yo. Junto a este tema están las técnicas, un apartado por demás interesante. Aquello de pasar de etapas en etapas, e ir logrando la realización de la propuesta, es un proceso que el estudiante lleva adelante con autonomía, mi rol como docente es de guiarlo para que logre su propuesta.

Me gusta pensar mis clases como las de un taller donde cada uno tiene un proyecto o una idea a realizar, debo decir que no me ajusto mucho a los contenidos como tampoco a las sugerencias que dictan los diseños curriculares, trato de ampliar las fronteras, trabajando siempre con el gusto por lo que hacemos, que a mi entender es la única manera de aprender.

Las Tics  también están presentes, pues cuando presentamos un tema, los alumnos buscan información acerca del mismo, imágenes, textos, materiales, técnicas, incluso investigan que se ha hecho con ese material con anterioridad, todo se investiga y se hace critica de ello, para luego decidir cual será la mejor opción  a realizar.

Los alumnos también enseñan, porque cuando dimos “de lo bidimensional a lo tridimensional, una alumna refirió que ella sabía realizar origami, y entonces sus compañeros le propusieron que les enseñara lo cual  me pareció genial. Aprendieron con ella, la importancia de plegar una hoja, que posee dos dimensiones, hasta transformarla en un objeto de tres dimensiones. Este cambio de rol deja entrever que podemos aprender todos de todos, que un estudiante puede enseñar y un docente puede aprender.

Un modo de problematizar los contenidos seria el de realizar una serie de preguntas a los estudiantes antes, durante y al finalizar un ciclo lectivo:

¿Te gusta la asignatura Artes Visuales?

¿Qué te parece que deberíamos dar en esta materia?

¿Qué materiales hubieras usado para los trabajos?

¿Cómo te parece que enseña la profe?

¿Qué esperas aprender de esta materia?

Algo que complementaria la materia

Lo que agregaría seria un seguimiento de cada trabajo  por medios de fotos o de videos realizados por los alumnos y por mí, seria una recopilación útil para poder evaluar cambios, y realizar nuevas y mejores propuestas. También compartir un blog, donde presenten sus trabajos y puedan recibir las criticas de sus familiares, amigos, y de ellos mismos.

Otro aspecto a tener en cuenta es la de acercar a los artistas locales al aula, para interiorizarnos de cómo se vive el arte en nuestra ciudad. Llevar adelante una entrevista realizada por los alumnos a un artista de nuestra ciudad, este seria un modo  de acercar los contenidos que se vienen dando a la vida cotidiana, una manera de entender porque se aprende arte o porque se enseña arte en las escuelas.

Conclusión

Los espacios curriculares especiales por si solos, promueven una actitud movilizadora, desde el momento en que se realiza una motivación a la creatividad y al pensamiento critico se esta favoreciendo dicha movilización, claro esta que todo depende del docente a cargo, como en todas las aéreas.

El rol docente es fundamental a la hora de crear verdaderos ambientes de aprendizajes, autónomos y críticos. La creación de ambientes de trabajo amigables, la construcción de comunidades de aprendizajes donde todos tengan algo que aportar y sean respetados, hace a una educación emancipadora.  Pensar Artes Visuales como una materia pegada al diseño curricular me es imposible, pienso que educar para las artes es enseñarle al estudiante a observar, analizar, describir, sintetizar, transmitir, logros que se dan “haciendo”.

Algunos criterios para problematizar los contenidos y realizar una planificación real y factible de llevar adelante, promoviendo el aprendizaje autónomo, creativo y  critico.

  • Conocer el grupo de alumnos con el que debemos trabajar, sus intereses, gustos, experiencias, etc.
  • Discutir y dialogar los contenidos con quienes deberán llevarlos adelante. (los estudiantes)
  • Buscar la manera de interrelacionarlos entre sí y con las demás aéreas.
  • Ver los diseños curriculares como sugerencias las cuales pueden tomarse o no, siempre respetando al estudiante.
  • Determinar la profundidad de los contenidos, y tratar de especificarlos para lograr que el estudiante comprenda y realice un aprendizaje significativo de los mismos.

Para poder aprender realmente es necesario, eliminar todos los condicionamientos previos, culturales, económicos, sociales, familiares, y es que ser creativos es la dimensión propia de hacernos y rehacernos. Crear es lograr auténticamente la cima de nuestro ser.

 

Fuentes de información

  • Unidad IV- La problemática de los contenidos programáticos de la educación
  • Apple, M (1996) El conocimiento oficial. La educación democrática en una era conservadora. Barcelona: Paidós.
  • Freire, P. (1985) Pedagogía del oprimido. México: Siglo Veintiuno Ediciones.32ªedicion.
  • Varsavsky, O. (1973) Ciencia, Política y Cientificismo. Buenos Aires: Centro Editor América Latina.

Referencia de la autora.

  • Articulo para Epistemología realizado por  María Susana Hidalgo, profesora de Artes Visuales, Gualeguaychú- Entre Ríos, docentes de escuelas de nivel medio, cursando  Lic.  en Tecnologías Educativas a Distancia en la UTN, Buenos Aires.

Clasificación: 2.9 (12 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.