Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 27 de noviembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Curriculo flexible en la educacion escuela primaria: una posibilidad o un simple discurso

veces visto 4975 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Nuestra época actual se encuentra acompañada de incertidumbres debido a los cambios políticos, históricos, económicos, sociales, etc., que afectan de manera directa a nuestra sociedad, caracterizada por ser consumista y materialista, en donde además existen sujetos individualistas y competitivos. A estas alturas del siglo y teniendo en cuenta que la escuela no debe ser como la de hace años; se asumen nuevos retos y se implantan diferentes ideologías, que en gran medida afectan las condiciones sociales, económicas, culturales, laborales y personales que difieren entre un sujeto y otro.

Es bajo este contexto, que el impacto de los procesos de la globalización en un mundo donde se transmite de manera rutinaria una diversidad de información, marginando política y económicamente a regiones enteras, que se busca la reestructuración de pensamientos, sentimientos y actuaciones, propiciando así una nueva forma de ver el mundo, en donde se enmarcan cambios y desafíos de progreso aún por debajo de las expectativas que la educación tiene para todos, pues se enfrenta con la pobreza, violencia, marginación, diferencia de géneros, desempleo, entre otros factores; por lo que la escuela adquiere un papel determinante como institución formadora con finalidad socializadora.

La educación es un formidable instrumento para contribuir al perfeccionamiento del ser humano y de la sociedad. Actualmente en nuestro país el Sistema Educativo Nacional se ve en la necesidad de implementar medidas emergentes, la Ley General de Educación junto con la Constitución Política, señalan en el Artículo Tercero que la educación debe ser laica, gratuita y obligatoria; sumado a esto, lo que a mi parecer resulta de vital importancia es que menciona que “todos tenemos derecho a la educación”.

De acuerdo a las facultades que le confiere la Ley a la Secretaría de Educación Pública, elabora los Planes y Programas de Estudio aplicados en los diferentes niveles educativos, en lo particular me concentraré en lo que se refiere al nivel educativo básico, específicamente la educación primaria, el cual ha sido a través de la historia el derecho educativo fundamental al que han aspirado los mexicanos, una escuela para todos, con igualdad de acceso, que sea el medio por el cual se dé un mejoramiento en las condiciones de vida de las personas y el progreso de la sociedad, aunque muchos padres de familia, maestros y la sociedad en sí, se encuentran preocupados ya que no consideran cien por ciento capaces a nuestras escuelas para cumplir con dichos objetivos, las inquietudes giran en torno a la formación de los niños, al aprecio y la práctica de valores en la vida personal y la convivencia social. Estas preocupaciones deben ser atendidas, ya que se deben superar las deficiencias actuales y a la par establecer metas más avanzadas que permitan a nuestro país prepararse para las demandas educativas venideras.

Los planes y programas de estudio cumplen una función insustituible, puesto que mediante ellos se organiza la enseñanza y se enmarcan las pautas de trabajo para todas las escuelas del país, sin embargo estos no siempre muestran un resultado apreciable si no son articulados con una política general, que desde distintos ángulos contribuya a crear condiciones para mejorar la calidad de la educación primaria, la reforma de los planes y programas de estudio que realizó la Secretaría de Educación Pública en 1993.

Los planes y programas de estudio manifiestan las acciones inmediatas para el fortalecimiento de los contenidos educativos básicos, a la escuela primaria se le encomiendan diversas tareas y no sólo se espera que enseñe conocimiento sino que también realice funciones sociales y culturales, es por eso que la reforma de estos resulta pertinente ya que es conveniente realizar acciones preparatorias del diseño curricular y reorganizar el proceso para la elaboración de un nuevo currículo. El currículo es una modalidad de la educación que surge como un instrumento útil para orientar la práctica pedagógica y una ayuda al profesor, por currículo se entiende según de De Alba (1995) “ a la síntesis de elementos culturales (conocimientos, valores, costumbres, creencias, hábitos) que conforman una propuesta político / educativa pensada e impulsada por diversos grupos y sectores sociales cuyos intereses son diversos y contradictorios, aunque algunos tiendan a ser dominantes o hegemónicos, y otros tiendan a oponerse y resistirse a tal dominación o hegemonía”

Si bien, el currículo es la síntesis de elementos culturales, estos se incorporan en él no sólo a través de aspectos formales sino que también mediante relaciones sociales de la vida cotidiana, es así que el currículo pasa de ser formal a informal, mostrando un carácter de síntesis contradictorio, que se desarrolla de tal forma que expresa distintos niveles de significación. Ahora bien, los elementos culturales pueden ser valiosos para un grupo y no para otro, sin embargo recordemos que en toda sociedad se manifiesta un grupo dominante que impulsa y determina el currículo.

Como ya mencioné anteriormente, en la educación hemos fincado nuestras expectativas de crecimiento, pero si analizamos la currícula establecida en los planes y programas de estudio actuales nos daremos cuenta de que los intereses y objetivos planteados en ellos resultan vagos pues, recordemos que de acuerdo a Bourdieu (1977) el currículo es percibido como un arbitrario cultural, el cual no sólo tiene elementos de un grupo dominante o de un sector social sino que es una mezcla de diversos elementos, específicamente en la educación primaria es en donde se eleva la polémica en torno al currículo, en la educación primaria el eje estructural es el libro de texto gratuito, el cual está en miras constantemente a las críticas que ya han ocasionado su revisión y correspondiente modificación. En esta polémica el problema central se encuentra en relación a la orientación y el carácter de la educación primaria. Otro aspecto importante a tratar es el hecho de la función social de la educación, ya que se visualiza a ésta como reproductora del orden social, pues el fin de ésta es constituir el ser social, mediante las acciones que son ejercidas por las generaciones adultas sobre las generaciones jóvenes, desarrollando sobre éstas diversos estados físicos, emocionales, intelectuales, morales, etc. que son aspectos requeridos por la propia sociedad sin embargo las nuevas perspectivas de desarrollo se enmarcan desde el modelo educativo universal, que es pensado y transferido desde Estados Unidos hacía los países subdesarrollados, especialmente hacía los países latinoamericanos, en nuestro país el desarrollo de los modelos curriculares se inclinan a ser innovadores, critico sociales, reflexivos y de análisis críticos para responder a los intereses e inquietudes de los diversos sectores, estas curriculas se desarrollaron en un plano práctico y operativo.

El currículo que actualmente se aplica para la educación primaria enmarca contenidos a base de normas, valores, habilidades, destrezas, etc., de manera organizada, y objetivos que desean provocar, favorecer o facilitar mediante la enseñanza los procesos de crecimiento personal, proporciona informaciones y datos sobre cuándo, qué y cómo enseñar; estructurando actividades de enseñanza y aprendizaje en las que los alumnos junto con los docentes pueden participar con relación a los objetivos propuestos en torno a los contenidos seleccionados; en la medida en que se avanza con lo anterior mencionado y con las intenciones señaladas se llega a lo que es la parte indispensable para asegurarse de la acción pedagógica “la evaluación”, la cual es la encargada de introducir correcciones a los planes de acción, de esta forma nos damos cuenta que el currículo es el proyecto que preside las actividades educativas escolares, que ha servido de guía para el docente de nivel primaria, precisando intenciones y acciones adecuadas, proporcionándole a su vez herramientas para orientar su práctica pedagógica, sin embargo el currículo explica la razón de ser de la educación, pero no toma en consideración la realidad educativa y las condiciones reales en las que se llevan a cabo las acciones educativas, pues está excesivamente alejado de la realidad de las aulas ya que en muchas ocasiones resultan ser de nula o escasa ayuda para los profesores que viven otra realidad, claro ejemplo resulta ser el aspecto cultural que tiende a ser de vital importancia en determinadas localidades o comunidades, pues en muchos de estos lugares se tienen creencias y costumbres distintas que resultan ser de trascendencia para los lugareños, mientras que para otras localidades tal vez no tengan la misma importancia.

El currículo como proyecto no puede tener en cuenta todos los factores que intervienen en el ámbito educativo y tampoco debe suplantar la iniciativa y responsabilidad de los profesores, pero sí puede tomar en consideración información sobre el origen y la naturaleza del lugar donde se aplica; desafortunadamente, el currículo aplicado en la educación primaria no es flexible pues el plan y los programas de estudio proveen un calendario anual de 200 días laborales y que es impuesto por la Secretaría de Educación, y minuciosamente vigilado y sancionado por la misma, además de que en las asignaturas y horas de cada una de ellas está debidamente asignadas para cada una ellas, por lo que hablaríamos de una rigidez en el sistema educativo.

El currículo aplicado a la escuela primaria no es flexible sino rígido, ya que entendemos por flexible aquella combinación de estudios con estancias de trabajo en las procesos educativos, es decir, una educación alternada o un sistema dual en el que se busquen metodologías, estrategias y didácticas curriculares para articular contenidos teóricos y prácticos; recordemos que debe existir una vinculación en la relación entre el currículo, el entorno cultural y el entorno geográfico, pues se deben incorporar estos últimos como elementos claves para nuevas propuestas curriculares de transformación, desde este punto de vista, es que debemos señalar que los cambios del currículo parten de las crecientes necesidades sociales, ya que el desarrollo de la industria, la ciencia y la tecnología han generado cambios en los diversos sectores sociales como por ejemplo el campo laboral que se ve afectado precisamente por estos avances, pues éstas dan pauta a una variación en las oportunidades de empleo, pero sobre todo a una enmarcada competencia requiriendo así, que el currículo que se maneja en cualquier nivel educativo sea modificado para estas nuevas demandas de nuestra sociedad moderna, convirtiéndose en un currículo con miras a ser más flexible, sin embargo esto todavía no sucede del todo en el ámbito educativo.

El currículo que se ésta aplicando continua enmarcando las formas tradicionales de enseñanza, con gestiones aún burocráticas, bajo tiempos, espacios y períodos establecidos, pues la flexibilidad parece quedar a un lado y las instituciones encargadas de la realización del currículo continúan haciendo oídos sordos a las peticiones de la sociedad que quiere un cambio completo y generalizado en todos los aspectos sociales y bajo el paradigma sociocultural con eje central en la flexibilidad, si tomamos en consideración a ésta en el hecho educativo, nos daremos cuenta que debemos formar a un alumno crítico, creativo, reflexivo, que logre de manera eficaz su aprendizaje desarrollando a la vez su capacidad de entendimiento y expresión, por lo tanto el logro de estos objetivos exigen la aplicación de un currículo congruente que difiera del utilizado en épocas pasadas y deje de ser teórico para pasar a ser práctico, crítico y social.

Desde nuestro punto de vista, como docentes activos creemos, que es muy importante considerar todos los factores que intervienen en la elaboración del currículo, como la institución educativa, el aula, el docente, etc. pero particularmente al alumno ya que él, es el eslabón de nuestra cadena de conocimientos sociales, Granja Castro (1992) es una de las investigadoras que han reflexionado sobre esta situación, afirma que «a pesar de que el alumno es el interlocutor natural del docente y destinatario de la institución escolar, no ha llegado a constituir un campo de estudio por derecho propio, como sí ha sucedido con los maestros, el curriculum o la escuela como institución»; sin embargo, sigue vigente la necesidad de conocer al alumno no sólo como alumno receptor de contenidos informativos o «educando», sino como sujeto social y miembro de familia con características físicas, psicológicas, económicas y culturales que influyen en buena parte en su desempeño académico.

Se ha investigado la función que tiene la escuela primaria como socializadora para una sociedad llena de tecnología, ciencia e industria y también en torno al currículo formal e informal, de igual modo sobre la forma en cómo transcurre la vida cotidiana en el aula y el sentido orientador de la organización del trabajo por el maestro en el aula. Sin embargo, ha hecho falta estudiar el ambiente del niño en la escuela y la tarea escolar que realiza en casa, con relación al currículo aplicado en ambas prácticas junto con las condiciones y ambientes que le ofrecen cada una, dado que son dos instituciones fundamentales en la educación del niño cuyas características y condiciones determinan la posibilidad de su desempeño, es decir, no sólo enmarcarnos al currículo que se establece en planes y programas de estudio sino ir más allá de los límites del aula.

No obstante, en el currículo se contempla que el trabajo que el niño realiza y la calificación que recibe por parte del maestro se entiende tradicionalmente sólo como el resultado de sus capacidades, habilidades, actitudes, esfuerzo y voluntad; convirtiéndose la calificación en un recurso ciego de evaluación que puede influir de manera importante en su permanencia en la escuela, pero que no determina realmente qué tanto aprendió el niño, pues desafortunadamente la evaluación en la escuela primaria se lleva a cabo a través de exámenes previamente establecidos y por qué no mencionar que la escuela enmarca fechas para la aplicación de cada uno de ellos, haciendo del alumno una máquina que sólo estudia para presentarlos y aprobarlos, logrando que las actividades realizadas por el maestro se vayan por la borda, ya que utilizan la memoria a corto plazo desechando posteriormente los conocimientos adquiridos.

Como se dijo, la forma tradicional del maestro al impartir su clase, además del pizarrón, emplea formas verbales en las que se encuentran presentes indicaciones para intentar informar y auxiliar a los alumnos en torno a los modos de realizar y corregir un trabajo. Entre estas formas verbales destacan las aclaraciones, las sugerencias y las advertencias, haciendo que la orientación del trabajo que los alumnos realizarán sean respuestas a las contingencias sociales generadas en la relación de un adulto con un grupo de niños convocados al trabajo, mismo que procura hacerse de la manera más eficientemente posible por parte de ambos. De acuerdo al currículo aplicado, las sugerencias para el docente son aparentemente de carácter optativo, ya que “plantean” vías alternas para facilitarle el trabajo, aún así, el docente no puede apegarse del todo al currículo, ya que él, mejor que nadie, sabe cómo utilizar las estrategias metodologías para el proceso de enseñanza aprendizaje, pues en muchos casos algunas de ellas provienen de la experiencia anterior que los maestros ya han tenido con otros grupos de alumnos, en este sentido los maestros conocen el desempeño de los niños, sus posibilidades y límites, sus preferencias o rechazos sobre lo que les interesa o aburre, lo que están dispuestos a hacer o no; es decir, estos sucesos hacen que el currículo aplicado en el nivel educativo básico (primaria) se encuentre constantemente en la mira tanto de profesores, padres de familia y comunidad en general, es por ello que en lo particular a mi me gustaría invitar a toda la sociedad a replantear y buscar posibles medidas para el logro de una educación totalizadora ya que los tiempos actuales lo están exigiendo, para el hombre el deseo de saber, de aprender, está siempre diferenciado y fuertemente condicionado por su historia individual y social.

La educación es la formación o desarrollo del hombre por medio de una influencia exterior consciente e inconsciente y por un estímulo que suscita en él, ser una voluntad de desarrollo autónomo conforme a su propia ley.

Recordemos que todos tenemos derecho a la educación y por lo tanto debemos aprovechar todos aquellos programas y métodos que nos permiten el derecho al crecimiento, no sólo como fuente de trabajo, sino que también como personas que piensan, tienen sueños y que actúan en pro de conseguirlos.

Bibliografía

• Bourdieu P. y Passeron, J-C (1977) La Reproducción. Elementos para una teoría del sistema de enseñanza. Barcelona: Laia.

• De Alba, Alicia. (1995) Curriculum: Crisis, Mito y Perspectivas. México: Editores Miño y Dávila.

• Secretaria de Educación Pública. (1993) Plan y Programa de Educación Primaria 1993. México: SEP

Jesús Alberto Cervantes Villegas

gabo2040@hotmail.com

Profesor de Educación Primaria

Escuela Primaria Vespertina Gabriel Lucio

Escuela Primaria Matutina Carmen Serdán

http://gobo2040.blogspot.com/

Clasificación: 2.6 (21 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.