Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 21 de mayo del 2018
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Efectos psicológicos de la Pornografia

veces visto 1222 Veces vista   comentario 0 Comentarios



El investigador del comportamiento humano Psic. Edward Donnerstein de la Universidad de Wisconsin, E.U.A. descubrió que después de una breve exposición a formas violentas pornográficas se manifiestan actitudes y comportamientos antisociales en los espectadores. Los hombres tienden a ser más agresivos hacia las mujeres, menos sensibles al dolor y al sufrimiento de las víctimas de violación y manifiestan una mayor disposición a aceptar varios mitos acerca de la violación, ejemplo: que las mujeres desean ser violadas, que la violación no existe y que las mujeres andan de ofrecidas, de busconas y les gusta que sexualmente las traten con violencia.

Los investigadores han concluido que la pornografía  puede inducir a las personas a cometer actos delictivos como el abuso sexual, estupro, incesto, violación y acoso sexual. Específicamente encontraron en los sujetos de estudio, un aumento de las fantasías acerca de la violación y la trivialización de la misma, así como una considerable desensibilización ante la violencia sexual.

James Check (Universidad de York, en Canadá) llevó a cabo un experimento donde los hombres eran expuestos a diferentes grados de pornografía, un grupo estaba integrado por sujetos que no tenían control de sus impulsos y otro por sujetos que manejaban un buen control de impulsos. Ambos grupos manifestaron el mismo cambio de actitud: una fuerte inclinación a usar la fuerza como parte del sexo.

En otra investigación Dolf Zillman y Jennings Bryan midieron el impacto de ver pornografía en los puntos de vista de los sujetos acerca de lo que constituye una práctica sexual normal, obteniéndose lo siguiente: el grupo que estuvo expuesto a mayor cantidad de pornografía arrojo más respuestas sobre las preferencias de sexo oral, anal, grupal, sadomasoquismo y zoofilia. El grupo que vio pornografía de menor grado manifestaron poca satisfacción con la apariencia física, el enamoramiento, la curiosidad y el desempeño sexual de la pareja, así como su inclinación a lo coital sin involucrar emociones y en ambos grupos poca o nula felicidad sexual.

Los investigadores Larry Baron y Murray Strauss, de la Universidad de New Hampshire, encontraron una fuerte correlación estadística entre el nivel de distribución de revistas pornográficas y el nivel de violaciones.  Detectaron que en estados de alto nivel de circulación de este tipo de publicaciones el incremento de violaciones era proporcional.

Una correlación estadística no prueba que la pornografía invariablemente  provoque violaciones. Pero lo que es innegable es el daño psicológico que genera y la adicción que desencadena. Y es posible que la violación y el consumo de pornografía estén relacionados sólo indirectamente a través de otros factores, como la permisividad social, libertad y promiscuidad sexual, actitudes machistas y feministas entre otros.

La pornografía es altamente dañina para la relación de pareja(aun cuando muchos quieren hacer creer lo contrario), ya que crea exigencias y expectativas fuera de realidad sobre la sexualidad de la pareja, como: que la mujer siempre esta deseosa y dispuesta en todo momento para encuentros coitales, gimiendo de placer experimentando orgasmo tras orgasmo y el hombre en dominio de su pareja la incite a estar con un tercero, no importando si es hombre, mujer, o quimera, que en muchos casos (aunque usted no lo crea) lo llevan a la realidad. Algunos descubren que les gusta y cada vez buscan experiencias más intensas y grotescas cayendo en la depredación humana. En otros casos la experiencia es tan degradante que al hombre o a la mujer le da un brote psicótico, a muchos se les trastorna el deseo sexual o llegan a padecer cualquier disfunción sexual, indudablemente que en muchísimos mas genera resentimiento, culpa y un terrible vacio emocional.

Psic. Sex. Alicia Vega Álvarez. Tel: (442) 183-12-50.

Clasificación: 1.5 (12 votos)

Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.