Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
viernes 18 de septiembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Otro futuro es posible?

veces visto 1387 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Desde una perspectiva teológica, todas las personas tienen una razón de existir, un objeto. Joan Robinson considera que cualquier sistema económico requiere un conjunto de reglas, una ideología que las justifique y una conciencia en el individuo que lo lleve a esforzarse por cumplirlas.

Si consideremos a la política, la economía, la empresa y la propia sociedad como sistemas integrados por otros subsistemas interrelacionados entre sí, y con el entorno que los rodea, es necesario esbozar un sistema de referencias conceptuales para una teoría encargada de recoger y analizar nítidamente la realidad y el futuro de los negocios. De esta manera, surgen, entre otros muchos, los conceptos de fines, misiones, propósitos, responsabilidades, valores, credos, ritos, etc.

¿Tan escasamente motivador es cumplir o tan endeble es nuestra conciencia, nuestra ideología o nuestras reglas? A tenor de los mensajes de la historia, parece ser que sí. Ayer me tiré treinta y pico minutos viendo un vídeo de un señor, Agustín Carlos Imaz Alcalde, que desvela, a cara descubierta, con todo lujo de detalles, una presunta estafa millonaria ¿estafador o estafado? La noticia la leí en e.valencia.org y el vídeo lo visualicé en Google.

Si lo que dice Agustín es verdad, ¿a qué valores, credos, ritos, propósitos y responsabilidades de la economía y la sociedad debo agarrarme para convencerme una vez más de que otro futuro empresarial y político es posible?

Anoche escuchaba a Óscar Pereiro en las Noticias: "Sigo siendo el segundo, y prefiero ser segundo a que se confirme el positivo de Floyd Landis" (te honra Óscar, estos sentimientos me animan mucho, gracias). Y pensé: Desearía que la verdad de Agustín sobre el tema de Benidorm no fuera la Verdad, por el bien de todos; pero me temo que cuando el río suena, alguna agua putrefacta debe llevar. Pongamos en marcha la depuradora una vez más, caiga quien caiga, por el bien de los partidos políticos pero, sobre todo, por el bien de la propia Sociedad.

Manuel Velasco Carretero

Clasificación: 2.7 (42 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

www.blogdemanuel.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.