Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter Acceder con Linkedin Acceder con Facebook

top articulo
twitter
facebook
Rss
miércoles 08 de abril del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Empaca rápido y fácil para el almacenamiento en una minibodega

veces visto 1733 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Empacar tus pertenencias y prepararte para almacenarlas en una minibodega de renta debe ser fácil y sencillo. Con estos tips sacarás el máximo partido del almacenamiento portátil. Recuerda que lo principal es planificar con anticipación todo tu proceso de empaque antes de comenzar a  cargar tus pertenencias en el camión.

Pasos para ayudarte a planear:

Identifica lo que vas a empacar. Empieza por identificar los elementos que serán empacados en cajas y apilados. Prioriza en la caja los elementos que usas con mayor frecuencia y ponlos en la parte delantera. Agrupa por fragilidad o peso. Lo más pesado o más robusto debes ponerlo como soporte de una pila de cajas. Los artículos frágiles ponlos en la parte superior. Examina lo que no puedes apilar bien y piensa en la frecuencia con que usas esas cosas. Elige el tamaño correcto. Nadie quiere pagar por el almacenamiento que no necesita, pero si tienes más espacio podrías desplazarte con mayor libertad. Además esto te da la oportunidad de añadir los elementos no planificados que suelen surgir. Los administradores de la compañía de minibodegas pueden ayudarte a determinar cuánto espacio necesitas. Organiza y empaqueta tus artículos con un plan en mente. Si ordenas tus empaques de manera eficiente, te tomará tiempo y concentración. Sin embargo, el esfuerzo valdrá la pena. Estos son algunos consejos para el empaque:

a)      Invierte en suministros. Utiliza cajas, no bolsas de plástico. Las cajas resisten más, puedes apilarlas y ocupan menos espacio. Muchas compañías de móviles requieren que las mercancías se empaqueten en cajas de transporte.  Las bolsas de plástico pueden atrapar humedad, lo que podría causar el nacimiento de hongos.

b)      Invierte en cajas de buena calidad y en materiales de empaque resistentes. Puedes tener la tentación de pedir cajas a la tienda de la esquina, sin embargo, puede que las formas y tamaños no coincidan con tus objetos. Es mejor que compres cajas de tamaño estándar y especial para artículos como televisores, videos y fotos. El papel de envoltura puede romperse, pero el plástico burbuja puede ser utilizado en varias ocasiones, es más limpio y, por su transparencia, hace más fácil la identificación de contenidos.

Compra más cinta de la que piensas que vas a necesitar. Muchas personas terminan necesitando más cinta de la que habían pensado a la hora de empaquetar. En este aspecto puede ayudarte el personal de la compañía de minibodegas. Para tu conveniencia, artículos como cajas, plástico burbuja y cinta están a la venta en algunas de las instalaciones de las empresas de renta de minibodegas. Empaca en cajas. Encaja todo lo que puedas. Cualquier cosa que vaya a ser almacenada puede mancharse de polvo, así que más vale que estén en cajas. Llena todas las cajas a su máxima capacidad. El contenido en cajas medio vacías puede salirse durante el transporte o la carga. Además, las esquinas y los lados pueden colapsar si no hay ningún apoyo. Para rellenar los espacios que queden vacíos usa ropa o sábanas. Envuelve todos los artículos frágiles como platos, vasos, adornos, etc., por separado. Todos estos elementos deben estar firmemente envueltos en cajas resistentes. Llena los espacios vacíos con papel o relleno. Marca la leyenda “frágil” en casillas que contengan artículos delicados. Etiqueta claramente todas las cajas en más de un lado para que puedas identificar el contenido. En cuanto a los libros, empácalos suavemente para no dañar sus lomos.

Otros artículos de embalaje

Cuando vayas a empacar tu ropa, piensa en invertir en una caja de armario que tenga una barra para colgar. Las puedes comprar en la mayoría de instalaciones de almacenamiento y movimiento. Los electrodomésticos grandes deben estar preparados correctamente para el almacenamiento adecuado: Descongela refrigeradores y congeladores para evitar daños por humedad, como el crecimiento del moho. Ata las puertas de estos aparatos durante el transporte, pero una vez que estén dentro de la minibodega déjales las puertas abiertas. Una buena idea es limpiar el interior de los aparatos con bicarbonato de sodio antes de almacenarlos. Envuelve los espejos y cuadros de pared con una cobertura de protección, como por ejemplo el plástico burbuja y márcalos con la leyenda de “frágiles”. Las esquinas de cartón se pueden comprar para proteger áreas débiles de los marcos. Si vas a almacenar fotografías, considera una unidad de clima controlado donde las fluctuaciones de temperatura no dañarán tus fotos. Si guardas fotos sueltas ponlas en una bolsa, separadas por piezas de cartón para evitar que se doblen. Separa las bases de lámparas y pantallas de lámparas y envuélvelas para su protección. Si planeas almacenar sofás y colchones, considera invertir en cubiertas, bolsas o lonas para protección adicional. Puede que las empresas de minibodegas vendan estos materiales. Las bolsas selladas al vacío funcionan muy bien para envolver cortinas, ropa de cama y ropa. Los equipos eléctricos, como televisores, estéreos y computadoras deben ser empacados en sus cajas originales siempre y cuando sea posible. Si utilizas otras cajas, elige las que estén lo más cerca del tamaño a la original y llena los espacios vacíos con papel. Desmonta muebles como camas y mesas antes de almacenarlos. Envuelve y cubre las distintas piezas, márcalas claramente y mantenlas juntas. Puedes guardarlas en una bolsa de plástico y marcarla con claridad. Utiliza cinta que sea segura y resistente. En cuanto a las piernas de las sillas envuélvelas con plástico burbuja y trapos para protección adicional. Rocía tus muebles de madera con esmalte de calidad antes de guardarlos. Esto te dará una protección adicional. Si tienes muebles de cuero trátalos con un acondicionador antes de guardarlos. Limpia los objetos de metal y las herramientas con un poco de aceite para metales. Así evitarás la formación de óxido. Al guardar tu aspiradora, primero limpia la bolsa o envase para que no se acumulen bacterias, se forme moho o atraigan parásitos. Considera la posibilidad de necesitar ayuda para empaquetar piezas difíciles o muy pesadas, por ejemplo el equipo de gimnasio. Habla con el personal de la empresa o con alguien que te pueda ayudar a empacar estas piezas. Mantén un inventario de cada artículo que hayas empacado. Lo ideal es incluir una estimación del valor de reposición de cada elemento. Toma fotografías de objetos de valor. Te serán muy útiles en caso de pérdida o robo. Descomprime y ordena las tareas de manera eficiente. A medida que tus artículos lleguen a la minibodega, tendrás que comenzar a ordenarlos. Aquí están algunas sugerencias para ello:

a)      Planea con anticipación. Con base en el clima, considera la posibilidad de bajar el controlador de la humedad para proteger tus pertenencias.

b)      Los artículos de uso habitual deben colocarse cerca de la entrada, pero ten cuidado de que no obstruyan el acceso. Esto puede aplicarse para las cajas de archivo y para artículos de negocios.

c)       Para garantizar la seguridad de los objetos de valor como computadoras o televisores, colócalos lejos de la puerta u ocúltalos con otros artículos.

d)      Descarga los artículos más grandes y colócalos contra la pared del fondo, así como a lo largo de los lados de la unidad. Si la minibodega tiene plataformas puedes usarlas para poner los objetos pesados.

e)      Si tienes documentos archivados de tu negocio a los cuales no necesitas acceder con frecuencia, ponlos hasta el fondo y contra la pared de la minibodega. Puedes dejar pasillos rectos entre las pilas de cajas y entre los muebles o puedes hacer pasillos en forma de U.

f)       Para muebles y otros artículos grandes. Divide los muebles en pedazos más pequeños si es posible. Desmonta los marcos de la cama y apóyalos sobre la pared. Cubre los muebles con láminas o lonas para protegerlos contra arañazos, polvo y otros daños.

g)      Si tienes espacio para almacenar un sofá plano colócalo boca abajo y encima ponle una mesa. Las sillas pueden ser apiladas asiento sobre asiento.

h) Para cargar artículos diversos y que tienen forma irregular. Puedes atar herramientas de mango largo, tales como rastrillos, palas de nieve y escobas. Ponlas en paquetes. Los espejos y obras de arte tienen que ser almacenados con mucho cuidado, ya que pueden colapsar bajo su propio peso.

i) Asegúrate de que al apilar cajas y contenedores se puedan ver claramente las etiquetas puestas en ellos. Pon la mayor parte de cajas en la parte inferior para evitar daños.

j)        Se creativo. Puedes utilizar prácticamente todo el espacio dentro y alrededor de tus muebles almacenados, incluyendo otros elementos como lugares para guardar otros artículos. Llena todo lo que esté hueco para maximizar el espacio disponible.

k)      Usa los cajones de tus muebles para guardar artículos frágiles. Llena los estantes de las librerías con libros y cajas pequeñas. Pon las almohadas, mantas, ropa interior y otra ropa de cama dentro de lavadoras y secadoras.

Clasificación: 2.1 (17 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor
No hay información sobre este autor.
¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.