Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 29 de noviembre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Nuestra Quimica Emocional

veces visto 961 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Los seres humanos estamos diseñados para sentir naturalmente seis emociones o sentimientos. Estas emociones funcionan con las leyes de la naturaleza y son perfectas para ayudarnos a cumplir los propósitos de la creación: sobrevivir, comunicar, crecer y trascender.

Nuestro original paquete emocional está integrado en tres parejas: el miedo y  la seguridad;  la ira y  el amor, la tristeza y la alegría. Están organizadas polos complementarios que naturalmente generan soluciones y construyen nuevas opciones de bienestar y salud.  Como a la noche le sigue el día,  al invierno el verano,  al hambre la saciedad;  los polos emocionales van del  no placer al placer, en un proceso de retroalimentación constante.

Cuando sientes miedo, pides y recibes protección para regresar a la seguridad; cuando sientes  ira  expresas tus motivos,  pides  comprensión y cuando la recibes vuelves al amor; cuando sientes tristeza, lloras, pides y recibes consuelo para retornar a la alegría.La mayor parte de nuestro tiempo los seres humanos estamos seguros, amorosos y alegres, pero no estamos conscientes de nuestro bienestar.

Expresar sanamente nuestras emociones, requiere entonces darnos cuenta sentirlas y disfrutarlas, esto es vivir conscientemente.Las emociones naturales también tienen  jerarquía, en la basa emocional están el miedo y la seguridad, seguidos por la ira y el amor y en la cima emocional tenemos la tristeza y la alegría. Estas emociones existen para sustentar y expandir el amor que es la emoción de las emociones; el amor se sustenta en la seguridad y se expande en la alegría.Sentir es lo primero y lo más importante en la vida, no es posible no sentir  si estamos vivos.

Los niños llegan al mundo con su paquete emocional natural, el papel de los padres es orientarlos en la expresión de sus emociones para que los niños refuercen sus redes neuronales emocionales y naturales y adquirieran las habilidades y destrezas necesarias para vivir en armonía consigo mismos, los otros y el ambiente.  Un niño necesita el amor para reforzarlo en él y crecer, un adulto  ya es amor puesto que se espera que haya crecido haciéndose hábil y creativo en su expresión.

Madurez es la palabra que resume este proceso, otro término moderno es Inteligencia Emocional.Las emociones son fenómenos psicofisiológicos, son modelos de reacción que nos  ayudan a adaptarnos  a los cambios y demandas de la comunicación con nosotros mismos,  los otros y el ambiente.  Las emociones activan redes neuronales asociativas  para reaccionar a experiencias parecidas,  de esa manera organizan respuestas de distintos sistemas de nuestro organismo: sistema nervioso autónomo, sistema endocrino y sistema motor.

Cuando sentimos una emoción, nos movemos con determinada energía y tono muscular;  producimos hormonas y neurotransmisores; nuestra reacción  fisiológica se evidencia en  el color de nuestra piel, nuestra  frecuencia cardiaca y respiratoria, con el fin de establecer un medio interno óptimo para actuar de acuerdo a lo sentido.En otras palabras todo sentimiento o emoción,   produce una química celular interna y produce una reacción, un movimiento. El término emoción viene del latín emotio, -onis   que significa el impulso que induce la acción.

Emoción, movimiento, motivo, motivación son palabras que proceden de la misma raíz lingüística.La química de nuestras emociones no placenteras (miedo, ira y tristeza), genera consciencia de no placer, el estado natural de stress que nos mueve a retornar al placer, nuestros sistemas endocrino, neurológico e inmune envían al torrente sanguíneo neurotransmisores y  hormonas en dosis requeridas para que expresemos o simplemente nos demos cuenta de nuestra emoción no placentera y reaccionemos en la búsqueda del placer.

Cuando retornamos a nuestro polo emocional placentero nuestra química celular se restablece con la reducción de las sustancias anteriores y la emisión de neurotransmisores que favorecen el bienestar. Las emociones placenteras también tienen sus picos de expresión con dosis altas de neurotransmisores de placer y todos sabemos que su expresión es corta porque no toleramos por mucho tiempo su carga química. Sin embargo después de los picos emocionales placenteros quedamos recargados de energía, de recursos, de opciones de bienestar, libres de falsos miedos, sintiendo la emoción básica tan anhelada, la seguridad que espiritualmente se percibe como fe.

Con nuestra particular percepción de nosotros mismos y del mundo,  hemos distorsionado nuestros sentimientos naturales  creando otras formas de sentir  destructivas que generan enfermedad, dolor y sufrimiento innecesarios.

Los analistas del guión mental reconocemos 29  sentimientos aprendidos no naturales al ser humano, estos son: falso miedo, inseguridad, desesperación, ansiedad, preocupación, angustia, Invaloración, inadecuación, confusión, prepotencia, audacia, hostilidad, agresividad, depresión, odio, soledad, celos, rivalidad, rencor, venganza, lástima, culpa, falsa tristeza, falsa alegría, envidia, resentimiento, falso triunfo,  impotencia e  indiferencia. Estos sentimientos son nuestra creación y no corresponden a la intensión de la naturaleza.

Todos ellos generan estados de stress crónico, es simplemente un stress que se prolonga, un estado de sufrimiento innecesario, nuestro torrente sanguíneo permanece inundado de neurotransmisores y hormonas propias del stress, llegando a dosis toxicas y a veces letales. Con estos sentimientos aprendidos o sentiguiones lo único que atraemos inconscientemente a nuestra vida es enfermedad, fracaso y sufrimiento.El proceso de evolución ahora nos llama a retornar al diseño original entrenándonos, reaprendiendo o reactivando nuestra natural esencia sentimental, nuestra natural Inteligencia Emocional. Como decía mi maestro “La mejor forma de aliviarse del stress crónico es no tenerlo”.

El proceso se inicia con la consciencia, darte cuenta de lo que sientes inconscientemente y diferenciar tus sentimientos destructivos de tus sentimientos sanos, al darte cuenta retomas tu propósito para cada situación y eliges conscientemente la emoción que te conduzca a ese propósito o deseo, el asunto es lograr metas  satisfacer deseos, ser efectivos, eficientes, hábiles y competentes para sobrevivir y vivir con propósito nuestros procesos personales, nuestras relaciones y la vida misma.Monitorea tus sentimientos, tus pensamientos y tus reacciones, toma consciencia de como estas funcionando ahora en el mundo.

La limitación que creamos a nuestro placer  es el resultado de una decisión que tomamos en la infancia, una decisión inconsciente con la intención positiva de sobrevivir y evitar el la tristeza por la pérdida de nuestra naturaleza emocional infantil reprimida. El miedo, la ira y la tristeza hacen parte de la vida, el entrenamiento consiste en aceptarlas y madurar en su expresión sana  manteniendo el propósito original del miedo, que es recibir protección y volver a la seguridad; de la ira, que es recibir comprensión y retornar al amor y de la tristeza que es, recibir consuelo, reponer los recursos y volver a la alegría. Protección comprensión y consuelo son las vitaminas del crecimiento emocional.

“El miedo tocó a la puerta, la confianza abrió y no había nadie” Antiguo proverbio Chino.

Clasificación: 2.1 (13 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Marta Ortiz, ConsentirGuionMental.com. Destrezas Para Vivir.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.