Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
lunes 26 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

La política y el "coludo" compartiendo correos

veces visto 1189 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Mi amigo Dante, sigue conversando conmigo por medio del correo electrónico y me dice:

-“Mi querido hermano, ja, ja, ja, ja, claro que sí, pero discrepamos con cariño, con mucho afecto y, cómo no podría yo también apreciarte un montón, como me dices, si sé perfectamente que lo haces con altura como todo un demócrata. Más aún, eres el realizador de esos lindos homenajes que hemos colgado en youtube, con los poemas del vate más humano y solidario de todo el planeta: el gran César Vallejo.

Sí, hermano, te entiendo perfectamente. Y tú sabes que al igual que tú, sobrevivo de mi modesto trabajo en el micrófono y uno que otro recurso que alguna vez te contaré. No, no siento rabia ni odio hacia los ‘grandazos’ en dinero, pero seguramente ‘infinitesimales en espíritu’, pero no deja de sublevarme que luego se hagan las víctimas (me refiero a todos los tiempos) cuando gracias a su explotación, corrupción y etcétera, aparecen esos seres enloquecidos que a través de la historia convierten todo en un baño de sangre. El malestar, la asfixia, la desesperación, la frustración, hermano, no es asimilada igual por todos los humanos. No todos podrán seguramente mantener la calma, razonar y comprender. Cada persona es un caso y por lo tanto no sabemos cómo reaccionarán ante estímulos negativos constantes. Los resultados finales, estremecedoramente lamentables, espantosos. ¿Pero quiénes propiciaron todo? Ya lo dije ayer: Los mismos de siempre, los que después desde una privilegiada tribuna se podrán a observar como el pueblo se mata entre sí, entre hermanos de civil y hermanos de uniforme. ¿Y ellos, los autores verdaderos? Pues con honrosas excepciones, huyendo a Europa hasta que pase el asunto, para empezar de nuevo y sin aprender la lección. Como siempre.

Por último, mi querido Andrés, te vas a reír si te digo que únicamente escribo de política cuando te respondo y gracias a tus ‘Yo opino’. Después con nadie, ya que tú conoces que tengo la convicción de que lo político es demoníaco y el hombre no debe meterse en ello porque se termina contaminado inevitablemente.

Bueno… me botan, amigo. Ya tendré internet propio alguna vez.

Un abrazo y saludos a Adriana a quien siempre me imagino perfeccionando sus conocimientos de photoshop. Ja, ja, ja, ja.

Dante”-

Luego yo le contesto:

-“Dante… hay que decir la verdad. Porque si no, las personas que lean todo esto – porque lo comparto – pensarán que es cierto que yo realicé los trabajos en homenaje a César Vallejo. La persona que hizo el homenaje a César Vallejo, fuiste tú. Yo solamente fui el operador de tus excelentes ideas. El mérito es tuyo y no mío.

Dante amigo mío, en mi trabajo tengo oportunidad de conocer a todo tipo de gente – como ya te he contado -. Quiero contarte algo - que creo ya lo he escrito – que es como una especie de estadística en mis apreciaciones del espectro macro humanoide. Los seres humanos tendemos a comportarnos de diferentes maneras. He podido conocer a gente de muchísimo dinero, tratarme de una manera despectiva. y también todo lo contrario; gente con muchísimo dinero tratarme de la manera más amistosa y cordial que te puedas imaginar. Pero la estadística es la siguiente: 80% amistosa y cordial, y 20% despectiva.

Tienes toda la razón cuando dices que hay personas que no pueden mantener la calma, razonar y comprender. Ese tipo de personas se encuentran lamentablemente en los llamados sectores D y E; y son caldo de cultivo y presa fácil, de personas que azuzan a la violencia. Porque necesariamente tiene que haber alguien que los organiza y controla. Esas personas individualmente no hacen sus protestas, las organizan primero.  

Yo creo fervientemente que la única manera existente y razonable, para que un ser humano no sea oprimido por otro ser humano, es el conocimiento y el desarrollo de su intelecto. Es inevitable que exista ese 20% del cual soy testigo. Pero un buen gobierno lo que tendría que hacer es llegar a esos sectores (D y E) y después de darles asistencia alimentaria y salubre, enseñarles que el único camino para su superación es desarrollando sus capacidades intelectuales; que comprenden lógicamente todo tipo de aprendizajes para valerse por sí mismos. Y enseñarles que el odio y el rencor hacia ese 20%, no son la solución a sus problemas. Si no, que ellos mismos son la solución a sus problemas.

Dante, hermano y amigo. El “coludo” está en todas partes de  este mundo físico, tratando de meterse en todo lo que pueda, y se lo permitan. Pero también está Jesús protegiéndonos para no escucharlo. La política también no se libra del “coludo”. Pero si tratamos de hacer una estadística de su participación en ésta, creo que podemos llegar a la conclusión de que un 90% en política está afectada por éste patita.

También quiero pedirte disculpas por inquietarte con estos asuntos, pero a sí mismo,  darte las gracias, porque gracias a tus comentarios puedo “desarrollar más”, mi humilde modo de escribir sobre política. Creo seguidamente que si los políticos dejaran que Dios participara  de sus políticas de estado, las cosas serian diferentes.

Deseando que pronto tengas internet en tu domicilio, me despido con un abrazo y saludos de Adriana que ya pasó a otro nivel en el aprendizaje del photoshop.

Tu amigo de siempre: Andrés”-

Clasificación: 2.4 (28 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Andrés Arbulú Martínez

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.