Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 25 de octubre del 2020
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Cómo ahorrar dinero con la comida que sobra

veces visto 3230 Veces vista   comentario 0 Comentarios

Cómo ahorrar dinero con la comida que sobra

¿Quién no ha comido alguna vez croquetas de sobras? De pollo, carne, pescado... Pero hay muchas más soluciones prácticas y deliciosas para darle un segundo pase a los platos que hemos preparado y que no acaben en la basura.

  • Las hortalizas salteadas son perfectas para el sofrito que acompañe un arroz o una pasta, igual con la carne ya cocinada si se mezcla con tomate. Las verduras ya cocinadas valen para un revuelto o para hacer una tortilla.
  • Canelones, empanadillas, croquetas o empanadas admiten bien sobras tanto de carnes como de pescados.
  • Si trituras el pescado ya cocinado y libre de espinas con un poco de aceite, zumo de limón y pimiento asado o aguacate, resulta un delicioso paté para el aperitivo.
  • También el pescado cocinado y desmenuzado y sin espinas puede complementar una farsa para rellenar calamares o pimientos rojos.
  • Ralla las cuñas duras de queso para usar en gratinados.
  • El pan duro no se debe tiran se ralla, se tuesta en rebanaditas para aperitivo o se hacen picatostes.
  • Pastas (sin salsa) y arroz cocido complementan a la perfección ensaladas y sopas.
  • Las legumbres que sobren sirven, si les quitas los ingredientes que lleven hueso, para hacer humus o hamburguesas vegetales.

Ahorra también en energía

La luz y el gas se llevan un buen pico de nuestro presupuesto doméstico. Pero si cocinas de forma eficiente, el ahorro se nota mucho. Y es que, por ejemplo, esperar a que el horno alcance los 200 °C para poder empezar a cocinar un plato es una barbaridad en lo que a gasto energético se refiere.

Pero si planificas antes el menú podrás aprovecharlo para hacer otras elaboraciones.

¿Cómo podemos ahorrar?

Muy fácil; por ejemplo, mientras gratinas unos canelones, puedes asar en la parte de abajo del horno unos pimientos o unos tomates para acompañar un segundo plato. O mientras asas un pollo, cocinar también abajo unas tartaletas de verduras, y además, una vez que lo hayas apagado, puedes usar el calor residual para secar pan para rallar o preparar unas infusiones.

Otras formas de ahorrar mientras se cocina son tapar la cazuela para que hierva antes el agua, cortar los alimentos más pequeños para que se cocinen antes, o aprovechar el vapor que sale mientras se hierve, por ejemplo, pasta, y cocer otro alimento, como verduras troceadas colocándolas en un colador encima de la cazuela.

Clasificación: 2.6 (16 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Artículos para el bienestar de la mujer de hoy. Con información sobre salud y remedios caseros que facilitan la vida y nos ayudan a mejorar el medioambiente.

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.