Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
martes 26 de enero del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Elecciones 2020 – Las anomalías de López Obrador y Bolsonaro

veces visto 158 Veces vista   comentario 0 Comentarios

A tres semanas de la elección estadounidense más importante en una generación, la comunidad internacional casi de manera unánime ha reconocido el triunfo del Ex-vicepresidente Joseph Biden. Tras una elección celebrada en medio de una pandemia con un alto porcentaje de votos enviados vía correo, los resultados en el día de la elección resultaron ser inconclusos, dejando el panorama abierto a la interpretación de los dos principales candidatos.

Mientras el tiempo pasaba y los votos seguían contabilizándose, distintas narrativas comenzaron a aparecer. Por el lado del presidente electo se hablaba de calma y paciencia, agradeciendo la enorme participación electoral que ha llevó a un número récord de votos en un país marcado por su baja participación electoral. Del lado de la familia Trump y sectores del partido Republicano, la discusión pronto tornó a los discursos repetidos por el presidente antes de la elección, haciendo énfasis en la “dudosa legalidad” de los votos enviados por correos y buscando frenar el conteo en algunos estados mientras pedía lo contrario en otros.

Pasó una semana llena de incertidumbre y la balanza poco a poco fue inclinándose hacia el Partido Demócrata al irse contabilizando el resto de los votos que llegaban de estados contenciosos como Pensilvania, Arizona o Nevada. Mientras el mundo observaba el acercamiento de los Demócratas al tan deseado 270, un comportamiento poco antes visto en una democracia consolidada comenzó a surgir, abriendo el paso a la completa negación de la realidad en la que vive hoy en día el presidente Donald Trump.

Al quinto día de los resultados electorales comenzaron los principales medios de comunicación a declarar la victoria a favor de Joe Biden al llegar a los 270 votos electorales. Lo que siguió fue un reconocimiento casi unánime de la comunidad internacional liderado por los presidentes europeos y poco después el resto del mundo. Los países que han negado el triunfo de Joe Biden a las tres semanas de las elecciones son: Brasil, México, Rusia, Bielorusia y Eslovenia.

Este conjunto poco ortodoxo de países tiene distintos motivos para reservar su reconocimiento. El presidente ruso Vladimir Putin se ha reservado de hacer ningún reconocimiento hasta que el partido opositor conceda la elección o los resultados sean confirmados de “manera legítima y legal”, mientras que Alexander Lukashenko se ha mofado de las elecciones estadounidenses llamándolas “una vergüenza, una broma de la democracia”. Dentro de la Unión Europea tenemos al Primer Ministro de Eslovenia Janez Jansa, fanático de las teorías de conspiración y conocido amigo del Primer Ministro de Hungría Viktor Orban.

Mientras tanto, del otro lado del charco tenemos al conocido líder brasileño Jair Bolsonaro, presidente con solo un 18% de apoyo del voto femenino, apoyando que Donald Trump “sea reelegido como presidente”. Previamente Bolsonaro y Trump han compartido puntos de vista respecto al combate contra el crimen y sus posturas a favor del Estado de Israel. Por último, tenemos a Andres Manuel López Obrador, presidente de México y mandatario de un país que destina alrededor de 75% de sus exportaciones a los Estados Unidos. López Obrador argumentó que está esperando a que se resuelvan los problemas legales relacionados con los resultados dentro de su política exterior de la no intervención.

Dos principales problemas aparecen dentro de estas declaraciones, la primera es que los problemas legales relacionados con la elección estadounidense vienen del mismo presidente y su equipo de abogados. La veracidad de estas acusaciones se encuentra relacionada con argumentos sin muchas pruebas, algo que los distintos estados y sus consejos electorales han rechazado ya. Si seguimos la línea de pensamiento de Trump a lo largo de estos largos cuatro años, estas acusaciones son simples falacias de hombre de paja ya que sigue declarando que ganó la elección y el no reconocimiento de López Obrador solo le termina por dar legitimidad a estas pobres acusaciones.

El segundo tema y quizás más importante es la postura de México en la política exterior de la no intervención, la cual es postura respetable si no hubiera sido contradicha un par de semanas antes en la elección boliviana con el triunfo del sucesor de Evo Morales. Mientras tanto, el gabinete de Joe Biden avanza hacia la transición democrática a pesar de la resistencia puesta por el actual mandatario, nombrando a sus principales socios en su nuevo gabinete. Queda esperar si México rectifica su error o veremos aun mayor necedad de un presidente que intenta sembrar dudas de un proceso democrático concluso.

Clasificación: 0.0 (0 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Juan Pablo Green López

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.