Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
domingo 05 de diciembre del 2021
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

¿Hay tratamiento para la eyaculación precoz?

veces visto 265 Veces vista   comentario 0 Comentarios

¿Hay tratamiento para la eyaculación precoz?

Hay métodos naturales y saludables que se utilizan para tratar la eyaculación precoz. De esa manera no seguirá siendo un conflicto y un estado de ansiedad mantener unas satisfactorias relaciones sexuales.

¿Qué es la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz es la emisión repentina e incontrolada de semen, a veces incluso antes de comenzar a ser utilizado en la penetración. En el hombre este trastorno sexual se considera como tal cuando se provoca antes de llegar a transcurrir un minuto. En los casos más graves, el hombre eyacula antes de la penetración de su pareja o segundos después de haberlo hecho. La eyaculación precoz es una falta de control eyaculatorio a tal punto que obstaculiza el bienestar sexual y emocional de uno o ambos amantes. Aunque no es un problema grave para la salud masculina, no obstante, es algo necesario de tratarse con el fin de obviar inconvenientes psicológicos capaces de perturbar la seguridad emocional del propio paciente y de su relación de pareja. Los síntomas deben mantenerse durante al menos 6 meses y causar angustia clínicamente significativa al individuo.

Es una de las disfunciones sexuales más frecuente en el hombre, pues comprende de manera usual al 30% de ellos y, por lo menos, el 70% de la población masculina ha padecido algún incidente de eyaculación precoz en el transcurso de su vida.

Fisiología de la eyaculación

El proceso físico de la eyaculación requiere dos acciones secuenciales: la emisión y la expulsión del semen. La emisión es el primer mecanismo y comprende la deposición del líquido seminal de los conductos deferentes, las vesículas seminales y de la glándula prostática a la uretra posterior. La segunda fase, la de la expulsión del semen incluye el cerrado del cuello de la vejiga seguido de contracciones rítmicas de la uretra por intermedio de los músculos pélvicos y del perineo y la relajación intermitente del esfínter externo de la uretra.

Controlan la fase de emisión del reflejo de la eyaculación las neuronas motoras del sistema nervioso simpático, mientras que la fase de expulsión es acabada por las neuronas motoras somáticas y autonómicas.

En una relación sexual normal, la excitación en el hombre aumenta progresivamente hasta la llamada fase de “meseta", disfrutando de su placer sexual hasta el momento que de forma voluntaria llega a un clímax. El eyaculador precoz no puede persistir en la fase de "meseta", sino que existe una excitación rápida y una eyaculación involuntaria y temprana.

Tipos de eyaculación precoz

Cuando la disfunción se conserva desde la adolescencia y el varón nunca ha tenido una relación con una pareja en la que haya sido capaz de controlar la descarga eyaculatoria se suele hablar de un tipo llamado de eyaculación primaria, provocada en la mayoría de los casos por masturbaciones realizadas de forma inadecuada, debido a las rapideces que se exige el adolescente con el fin de alcanzar el climax deseado, bien sea por sentimiento de culpa o porque le falta intimidad.

La eyaculación precoz secundaria es cuando los hombres mantuvieron determinado control durante una etapa de tiempo, pero lo perdieron por causas relacionadas con causas emocionales, falta de actividad sexual prolongada o determinado estrés.

Las causas de la eyaculación precoz pueden ser biológicas, pues pudiera producirse a nivel neurológico una modificación en la sensibilidad de los receptores cerebrales de la serotonina. También puede corresponder a la poca frecuencia de relaciones sexuales, sepsis de la vía urinaria, depresión, estrés, alcoholismo y tabaquismo crónico o trastornos hormonales como determinadas enfermedades de la glándula tiroides.

Tratamientos de la eyaculación precoz

Con el fin de mantener bajo control la eyaculación precoz se aconseja mantener unas relaciones sexuales sanas y sin presiones mediante, así como mantener una sincera intimidad y buenas comunicaciones con la pareja.

 

También es recomendable hacer cambios del ritmo coital, practicar juegos sexuales preliminares antes de la penetración, hacer ejercicios físicos con sistematicidad, mantener una alimentación equilibrada, evitar las adicciones tóxicas, tratar los problemas de psicológicos si los hubiera y, por supuesto, eliminar los malos hábitos en los placeres solitarios por intentar alcanzar un climax eyaculatorio lo más pronto posible.

También existe la técnica que se usa principalmente para tratar la eyaculación precoz y consiste en apretar el pene erecto justo debajo del glande de una forma particular, para provocar que disminuya un poco la erección y de esta manera retrasar la llegada de la eyaculación. También está la técnica de parada-arranque de Semans, empleada también a la eyaculación precoz.

Si lo anterior no es efectivo

Si nada de lo anterior es efectivo, también se debe conocer que existen otras medidas farmacológicas naturales como geles, toallitas, pastillas y spray retardantes, por medio de los cual se obtendrá una duración mayor durante el acto sexual hasta el momento de la eyaculación.

Clasificación: 1.0 (2 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

http://www.libreriavirtualcuba.com/productos.php?producto=16  

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?

Lo sentimos, pero no podemos procesar su petición en este momento. Por favor pruebe mas tarde. Si el problema persiste, puede contactar con nosotros pinchando sobre el enlace aquí.