Anunciese Aquí

Registro automático

Acceder con Twitter

top articulo
twitter
facebook
Rss
Saturday 28 de January del 2023
Lea, publique artículos gratis, y comparta su conocimiento
Usuario Clave ¿Olvidó su clave?
¿Iniciar sesión automáticamente en cada visita?
Inserte su correo electronico

Arthur Rimbaud, poeta francés

veces visto 2877 Veces vista   comentario 0 Comentarios

La proporción de Escritores por kilómetro cuadrado en las tres Regiones más septentrionales de Francia (Champagne-ardennes, La Picardie y Le Nord-Pas-de-Calais) inexplicablemente ha sido más pobre que en todas las demás Regiones de ese país. Es un hecho un poco raro si se tiene en cuenta la belleza de sus paisajes y la circunstancia misma de ser esta una zona fronteriza de las más interesantes de dicho país. Pero es entendible porque las cosas de Dios y la Naturaleza siempre tienden a compensarse unas con otras. Tal vez por esa razón, el 20 de octubre de 1854, en esa ciudad poco conocida y pequeña de los Ardennes llamada Charleville, más precisamente en el número 12 de la Rue Napoléon, nace ese gran genio de la literatura francesa ARTHUR RIMBAUD. El niño terrible, "el padre de la nueva alianza", el "arcángel de los tiempos modernos", el verdugo de las cursilerías, el superdotado de la poesía revolucionaria, el iconoclasta redomado de las letras francesas que nunca tuvo respeto por nada y que sólo sintió temor ante la figura de su "mother", como él mismo la llamaba. Alguien dijo con sobrada razón que antes de Rimbaud brillaban las tinieblas de la edad media. En él todo empieza temprano y termina temprano. Su poesía no es más que el reflejo de su personalidad arrolladora, de su hiperactividad, de su libertinaje extremo, de su natural suspicacia para causar el asombro y el estupor de las gentes. Con él no hay término medio, ni titubeos, ni estados de confusión. A Rimbaud sólo se le podía amar con pasión u odiar con igual pasión.

En todas las personas la pubertad es algo así como la enterradora de la infancia, de sus maravillas, de sus ensueños, de su ingenuidad. En Rimbaud, la niñez se infiltra en la pubertad y causa una explosión de ingenio genial que él derrocha en poesías en verso y en prosa, diciendo todo lo que se le diera la gana decirle al mundo, agotando en un corto período de tiempo todas las frases, todos los improperios, todos los insultos, todo su estilo y, en fin, todo su repertorio de escritor superdotado.

El Profesor ETIEMBLE, de la Universidad de la Sorbona, gastó veinte años de su vida para escribir una tesis en tres volúmenes sobre el "mito de Rimbaud". ¡Veinte años estudiando al hombre quien a sus diez y nueve años no tenía nada más para decir, porque ya lo había dicho y escrito todo!

Rimbaud se ganó el apelativo de "Poeta de las suelas de viento" debido a su propensión compulsiva de moverse, de viajar por los lugares de la tierra sin sentirse contento en ninguna parte. A los diez y seis años se fugó de su casa por primera vez hacia el faro de fascinaciones, hacia la ciudad de todas las luces: París. Un mes y nueve días después se fuga de nuevo, esta vez a pie, hacia Bélgica de donde su madre lo hace traer de la Policía. El 25 de febrero de 1871, vuelve a volarse, llega a París, se queda quince días y se vuelve, ¡de nuevo, a pie! Paul Verlaine lo conoce en el recinto de la Nueva Escuela Parnasiana, al cual él mismo lo ha invitado después de leer, con detenimiento, los versos enviados por Rimbaud con anterioridad. Lo que sigue después es la historia homosexual tal vez más conocida de la literatura francesa, que termina en tragedia de celos con la escena de los dos balazos que Verlaine le propina a Rimbaud en Bruselas. La consecuencia es la terminación de una de sus obras más leída llamada "Una estación de infierno" ("Une saison d'enfer" o "le livre païen" o "le livre nègre").

Su definición de lo que debe ser un poeta es por sí sóla una muestra más de su audacia: "el poeta se hace viajando por un largo, inmenso y razonado desarreglo de todos los sentidos. Todas las formas de amor, de sufrimiento, de locura; él busca por sí mismo, él agota en sí todos los venenos para no guardar más que su quintaescencia. Inefable tortura donde él desea toda la fé, toda la fuerza sobrehumana, donde él se vuelve, entre todos, el gran enfermo, el gran criminal, el gran maldito -¡y el supremo sabio !- puesto que él ¡llega a lo desconocido!".

Como su obra "El Barco Ebrio" ("Le Bataeu Ivre"), él continúa viajando. En la primavera de 1880 partirá definitivamente (es forzoso aclarar que él volvía al lugar donde permanecía su madre ya fuera Charleville o Vouziers o Roche...) hacia Chipre, Aden, el Harrar y, en fin, hacia donde sus suelas de viento quisieran llevarlo, hasta terminar en Marsella, con una pierna amputada por la gangrena, después de haber sido en Africa traficante de marfil y de armas.

Nadie, en realidad, supo si mientras agonizaba, a sus escasos treinta y siete años de vida (edad bastante trágica no sólo para las letras sino para el arte si recordamos que de treinta y siete mueren Toulouse-Lautrec, Raphael y Wateau, entre otros), seguía teniendo como válida esa frase escrita por él mismo en sus épocas de "pubertad fabulosa", sobre las bancas de un paseo peatonal en Charleville y que decía: "Merde á dieu" (¡mierda a dios!). Si eso es así, esperemos que se haya arrepentido o que Dios haya entendido "Mier.., adiós".

Clasificación: 2.3 (37 votos)
Está prohibido copiar este artículo. Artículo.org no permite la sindicación de sus artículos.
Acerca del autor

Carlos Mauricio Iriarte Barrios http://carlosmauricioiriarte.blogspot.com

¿Tiene comentarios o preguntas para el autor?
Artículos recomendados
XXIII Feria Internacional del Libro de Bogotá - 2010
Escrito por Juan Camilo Cano, Añadido: 12 de Ago, 2010
Bogotá celebrá una homenaje a las palabras hermosas del mundo, un homenaje al libro como esencia plena de culturización. La XXIII Feria Internacional del Libro ha abierto sus puertas a los lectores interesados de toda Latinoamérica ya que la capital colombiana celebra anualmente una de las principales ferias...
veces visto 3151 Veces vista:   comentarios 1 Comentarios
Manual de la Bruja para cocinar con Niños
Escrito por Miguelx2, Añadido: 10 de Nov, 2010
Si muchos supieran la magia que encierran los libros infantiles, cuando abres uno de ellos miras y descubres auténticas maravillas. en el siguiente articulo vamos hablar de un libro infantil que me llamá mucho la atención su divertido nombre, Manual de la bruja para cocinar con niños, de Keith McGowan. Su...
veces visto 2140 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
La descentralización médica
Escrito por Miguel Palacios, Añadido: 29 de Mar, 2009
A lo largo del desarrollo de la humanidad la ciencia ha ido reemplazando el empirismo pero este cambio es dialéctico, relativo, porque aún no ha concluido y porque no abarca todas las esteras de la sociedad, en el caso de nuestro país hay que reconocer que evoluciona socio-económicamente de una manera...
veces visto 2264 Veces vista:   comentarios 1 Comentarios
Las diferentes formas de llamar a los locos
Escrito por Alejandro Rutto Martínez, Añadido: 06 de Jul, 2008
Un loco, por definición es alguien que ha perdido la razón, de poco juicio, disparatado e imprudente. Sin embargo, según quienes han viajado al país del encanto en que ellos habitan y andan, nos cuentan que es el estado de mayor felicidad para el alma humana. Nada se necesita porque todo se tiene. Y se tiene...
veces visto 8794 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios
Seleccionar lectura infantil y juvenil
Escrito por jmejiat67, Añadido: 17 de Sep, 2010
58.000 títulos en catálogo, más de 12.000 novedades publicadas, 60 millones de ejemplares producidos... son algunas de las cifras del sector editorial de Literatura Infantil y Juvenil en España. ¿Dónde buscar entre tanta oferta? Con el fin de orientar y guiar en la selección de estas obras, tanto a...
veces visto 1798 Veces vista:   comentarios 0 Comentarios